• Homo consciens

1.000 millones de personas sufrirán calor extremo con sólo 2°C de calentamiento global


Centros de atención refrigerados para atender la ola de calor del noroeste de EEUU


Fuente: The Guardian - Por Damian Carrington - 9 Nov 2021

La crisis climática hace que aumente la combinación mortal de temperatura y humedad, según un estudio publicado en Cop26



Mil millones de personas se verán afectadas por el estrés térmico extremo si la crisis climática aumenta la temperatura global en sólo 2°C, según una investigación publicada por la Oficina Meteorológica del Reino Unido en la cumbre climática de Cop26. Según los científicos, esto supondría multiplicar por 15 las cifras actuales.


El objetivo principal de la Cop26 es mantener viva la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5°C, pero los delegados afirmaron que queda mucho trabajo por hacer para conseguirlo en la última semana de la cumbre.

Quedan pocos escenarios realistas para limitar el calentamiento global a 1,5ºC - aquí
La probabilidad de mantenerse por debajo de 2 °C de calentamiento es del 5% - aquí

La Oficina Meteorológica evaluó la temperatura de bulbo húmedo, que combina el calor y la humedad. Una vez que esta medida alcanza los 35°C, el cuerpo humano no puede enfriarse por sí mismo mediante el sudor e incluso las personas sanas sentadas a la sombra morirán en seis horas. El análisis de la Met Office utilizó un límite de temperatura de bulbo húmedo de 32°C, a partir del cual los trabajadores deben descansar regularmente para evitar el agotamiento por calor, durante al menos 10 días al año.


Si los esfuerzos por acabar con la emergencia climática fracasan y las temperaturas aumentan en 4°C, la mitad de la población mundial sufrirá este estrés térmico extremo.


El calor es el impacto más evidente del calentamiento global y el calor extremo en las ciudades de todo el mundo se ha triplicado en las últimas décadas, según un estudio reciente. En el verano de 2020, más de una cuarta parte de la población estadounidense sufrió los efectos del calor extremo, con síntomas como náuseas y calambres.

La temperatura del bulbo húmedo es la parte más aterradora del cambio climático - aquí

Al menos 166.000 personas murieron a causa de las olas de calor en todo el mundo en las dos décadas transcurridas hasta 2017, según la Organización Mundial de la Salud. El gobierno del Reino Unido ha sido advertido en repetidas ocasiones por sus asesores climáticos oficiales de que el país está "lamentablemente mal preparado" para el aumento del calor, especialmente en lugares vulnerables como hospitales y escuelas.


El análisis de la Met Office se deriva de la investigación del proyecto Helix, financiado por la UE, que también traza un mapa de los crecientes riesgos de inundaciones fluviales, incendios forestales, sequías e inseguridad alimentaria. Prácticamente todo el mundo habitado se ve afectado por al menos un impacto.


Andy Wiltshire, de la Oficina Meteorológica, dijo: "Cualquiera de los impactos climáticos presenta una visión aterradora del futuro. Pero, por supuesto, el cambio climático severo provocará muchos impactos, y nuestros mapas muestran que algunas regiones se verán afectadas por múltiples factores".

Will Steffen: "Fisiológicamente no podemos sobrevivir a eso"- aquí

Los países tropicales, como Brasil, Etiopía y la India, son los más afectados por el estrés térmico extremo, y algunas partes se ven empujadas hacia el límite de la habitabilidad humana. Pero el profesor Albert Klein Tank, director del Centro Hadley de la Oficina Meteorológica, dijo: "Estos mapas revelan las zonas del mundo donde se prevé que se produzcan los impactos más graves. Sin embargo, se prevé que todas las regiones del mundo -incluidas el Reino Unido y Europa- sufran impactos continuos del cambio climático".


Los científicos llevan algunos años advirtiendo sobre los niveles mortales de calor y humedad. Un estudio de 2015 mostraba que el Golfo en Oriente Medio, el corazón de la industria petrolera mundial, iba a sufrir olas de calor más allá del límite de la supervivencia humana si el cambio climático no se controla.


El lugar más mortífero del planeta para las futuras olas de calor extremas será la llanura del norte de China, una de las regiones más densamente pobladas del mundo y la zona de producción de alimentos más importante de la enorme nación, según una investigación de 2018.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram