• Homo consciens

Aprender a ver en la oscuridad en medio de la catástrofe: Joanna Macy






Publicado por Truthout - Enrevista realizada por Dahr Jamail, febrero de 2017

*La entrevista fue editada a los fines de facilitar su comprensión.


Vivimos en una época de convergencia de múltiples fuerzas cataclísmicas: la perturbación antropogénica del clima, guerras y la más grotesca desigualdad económica jamás vista en la Tierra. Y todas estas cosas empeoran día a día.


Los humanos han cambiado la química de los océanos y han alterado la atmósfera misma de la Tierra. Los ecosistemas más grandes del planeta están en caída libre a medida que el calentamiento global avanza. El racismo, el sexismo, la xenofobia y una miríada de otras formas estructurales de odio se están ampliando en todo el mundo.


Las noticias en todos los frentes son realmente horribles. Sin embargo, a medida que estas fuerzas avanzan, están surgiendo reacciones iguales y opuestas de resistencia, despertar y amor por la humanidad y el planeta.


Claramente un despertar está en marcha.


Macy, una ecofilósofa y estudiosa del budismo, teoría general de sistemas y ecología profunda, cofundó con su esposo Fran Macy un método de duelo, sanación y empoderamiento que evolucionó hasta convertirse en lo que ahora se conoce como "El trabajo que Reconecta."


Dahr Jamail: Desde nuestra última entrevista, publicada en junio de 2014, estamos en una situación exponencialmente peor: Donald Trump es presidente, los impactos catastróficos de la alteración del clima sólo siguen empeorando y se hacen aún más evidentes. Desde su punto de vista, ¿cómo es que esto no ha causado que más gente se despierte y tome una posición?


Joanna Macy: Creo que las dos respuestas a eso, tal como yo lo veo, son las siguientes. Una es el fracaso de los medios de comunicación tradicionales para crecer e informar sobre lo que realmente estaba sucediendo. Se dejaron comprar, amedrentar y distraer, y le faltaron el respeto a la inteligencia del pueblo estadounidense al alimentarlos con tonterías y diversión. Mostraban a Trump por todos lados. Creo que eso es parte de ello.


No omitamos Fox News, que ha sido una fuerza de distracción y embrutecimiento de los Estados Unidos desde hace bastante tiempo. Como alguien cuyas raíces espirituales están en el cristianismo protestante, me duele bastante ver cuál ha sido el papel de los evangélicos en la destrucción de la atención pública y la inteligencia.


Así que por un lado esto, pero hay algo más.


Durante los últimos 36 años, desde la llegada al poder de Ronald Reagan, la educación pública y el sistema escolar público han sido destruidos. Es criminal que hayamos visto cómo dos generaciones enteras han crecido con una comprensión vergonzosamente limitada del mundo, la historia y la geografía. La gente de este país tiene ahora grandes dificultades para pensar críticamente y poder expresarse.


La mente del público ha sido destrozada, fragmentada.


En la guerra de Vietnam, por ejemplo, hace 50 años, todas las protestas eran visibles en la televisión, y la gente sabía dónde estaba Vietnam. Así que para mí, una de las grandes tragedias ha sido la desintegración de la capacidad norteamericana de pensar y prestar atención.


Además de eso, ha habido una disminución de nuestra capacidad de absorber noticias que pueden perturbar la psique. Y esto es en realidad lo que me llevó al trabajo que hago, que es un trabajo interactivo en grupo, y tengo un montón de libros, usando ciertos métodos extraídos de la teoría de los sistemas y las enseñanzas espirituales - de la mayoría de las tradiciones, pero principalmente de los indígenas y budistas - para superar la fragmentación de nuestra cultura a través del hiperindividualismo... que ha producido, primero involuntariamente, pero luego a sabiendas, una sensación de aislamiento.


Lo que perseguimos cada uno de nosotros es, principalmente, alimentar y nutrir nuestro ego, a nosotros como individuos separados. Eso te deja muy poco a lo que recurrir si tienes que enfrentarte a algo desagradable. Así que el debilitamiento de la mente, a través de las razones que he dado, y la cultura basada en la competencia, el mando, el control y el poder que heredamos del patriarcado, también le ha sacado a la gente la fuerza para desafiar lo absurdo o a la criminalidad de los grandes sistemas. Esto hace que sea muy fácil para las personas permitir que se les mienta y se las compre. Está el miedo inducido por encontrarse esencialmente solo. Y esa es la historia de la cultura americana.


Una razón más, y pienso en ello todo el tiempo, es que logramos, a mediados del siglo XX, la ruptura del núcleo del átomo. Lo que hicimos al hacer eso fue liberar el poder de unión más fuerte del universo. Es el pegamento del universo.


La tragedia es que lo conseguimos cuando todavía éramos muy vulnerables a la avaricia y al odio y a este ego aislado que necesita someter a todos los demás por el bien del ego. Que eso haya ocurrido es quizás la mayor tragedia del planeta Tierra. La gente se siente despegada, hay un temblor básico.


La gente solía poder confiar en ciertas cosas. Confiaba en que la Tierra estaba aquí. Confiaba en las enseñanzas que tuvo. Confiaba en algunos valores. Confiaba en sus relaciones con la gente. Pero destruimos todo eso, y eso es el poder más fuerte del universo, lo que lo mantiene unido, lo destrozamos.


Como activista en temas nucleares, me doy cuenta de cómo todos los esfuerzos en el activismo ambiental, en el activismo por la paz y la justicia, fueron obstaculizados por esta dificultad que la gente tiene para mantener la mirada.


En ese entonces tratábamos de concientizar a la gente. Y no funcionaba. Había apatía. Pero busqué en la etimología de la palabra apatía que viene del griego apathēs "sin sentimiento", y del del verbo griego pathos "sufrimiento, es decir "sin sufrimiento. No es que a la gente no le importara o no lo supiera, sino que la gente tenía miedo de sufrir. Fue el rechazo o la incapacidad de sufrir lo que hacía difícil la concientización.


Así que esto ha sido gran parte de mi trabajo. Ayudar a la gente a abrirse, a enamorarse de la idea de que realmente van a disfrutar de ver lo que está pasando. Abrir los ojos y abrir el corazón para descubrir, una y otra vez, que la aceptación de esa incomodidad y ese dolor, reflejaba las profundidades de su cuidado y compromiso con la vida.


Y la gente se cargó positivamente de determinación, cariño, creatividad y comunidad. Estábamos retejiendo. Pero sin eso, sin la posibilidad de aceptar el dolor, la gente está perdida, aislada, asustada.


Mi preocupación con la victoria de Hillary Clinton era que, aunque hubiera sido más fácil verla a ella ganar, nos hubiéramos quedado dormidos, y lo digo literalmente. Así que este es un despertar muy doloroso.


P: A finales de 2016, usted habló de la necesidad de que más personas quisieran estar presentes y sentir, a pesar de lo doloroso y desgarrador que fuera. Usted ha dicho que en lugar de hacerlo, sobre todo en este momento en que tanto se desvanece ante nuestros ojos, y el planeta nos necesita, la gente está optando por meter la cabeza en el balde de estiércol que es nuestra prensa corporativa, y muchas otras distracciones. Por favor, hablemos más de todo esto.


Cuando la gente se da cuenta de que puede, y quiere, sentir, saber y contar lo que le está sucediendo a nuestro mundo, es sanador. Cuando la gente se integra y descubre lo bien que se siente, entonces realmente lo desea más que la adicción de la ignorancia y el engaño, por muy doloroso que sea.


Y no puedes hacerlo solo. Los peligros que se ciernen sobre nosotros ahora son tan enormes que están realmente más allá de la mente individual poder asimilarlos. Necesitamos sentarnos juntos, agarrarnos unos a otros y estar juntos mientras asimilamos lo que está sucediendo,y mucho más aún para ver cómo responderemos.


Porque solo te sientes abrumado, y se vuelve traumático. Pero una vez que las personas han probado que pueden entre sí, hablar de lo que ven y sienten que está sucediendo en nuestro mundo, suceden varias cosas, además de que se enamoran unas de otras. Hay una confianza y comprensión de: "¡No estoy solo!" Hay un regreso al respeto a uno mismo. Creo que la gente prefiere tener un propósito que estar cómoda.


Así que esa fue la liberación. Romper con la renuencia a sufrir, una vez que aceptan la realidad y pueden verla, encontraron su unidad con nuestro mundo. Llega la sensación de que "puedo estar aquí".


Las personas se atreven a sentirse cómodas con la incertidumbre si son solidarias entre sí.


P: ¿Cuáles son algunas de las cosas que usted ve que están planteando los mayores desafíos a la gente?


Cuando empecé este trabajo, alguien me preguntó, Joanna, ¿por qué estás haciendo esto? Pensé que lo estaba haciendo para hacernos más efectivos, trabajando por la paz y la justicia global. Pero cuando me preguntaron eso, la respuesta vino directamente de mi plexo solar: Estoy haciendo este trabajo para que cuando las cosas se desmoronen, no nos volvamos unos contra otros.


Así que creo que ese es el mayor desafío ahora. Los poderes que momentáneamente han ganado importancia en nuestra cultura saben cómo manipular muy bien nuestros miedos. Saben cómo tratar de volvernos unos contra otros. Así que un gran desafío es no aceptar eso, y ser capaces de mirarnos con confianza y decir: "Aquí hay un hermano o hermana, traído por la inteligencia de la Tierra, para estar vivo en este momento, entonces esta persona también tiene, en lo más profundo de su ser, instalado el sentimiento de que le importe que la vida pueda continuar".


Así que de inmediato, tenemos algo en común. El trabajo es, en lugar de despreciarlos y juzgarlos, convertir ese desprecio en curiosidad.


Tenemos que usar nuestro ingenio, y volver a tejer y encontrar la manera de ser solidarios unos con otros. Enfrentar el mayor desafío que la humanidad ha enfrentado jamás, con el cambio climático y la amenaza de una guerra nuclear.


P: ¿Qué estamos siendo llamados a hacer en este momento?


Despertar juntos. Ese es el nombre del movimiento en Sri Lanka con el que fui a trabajar sobre el terreno. Sarvodaya. Tomando el término gandhiano, pero usándolo de una manera ligeramente diferente, que es "todos se despiertan juntos".


Es difícil despertarse solo. Da miedo ver lo que está pasando. Pero casi no hay límite, he llegado a creer, a lo que podemos hacer con el amor y el apoyo de los demás. Casi no hay límites a lo que podemos hacer por el bien de los demás. Esto se conecta con el corazón del Bodhisattva. Esa es la figura heroica del budismo Mahayana, "el que tiene el corazón ilimitado". El que se da cuenta de que no hay salvación privada.


Si vamos a despertar, tenemos que despertar juntos. Nunca ha sido tan cierto como ahora, en esta etapa del capitalismo corporativo tardío.


Hay una fuerza enorme, a través de los medios de comunicación, a través del sistema bancario, a través de estas personas y corporaciones que están atrapadas en un sistema de evasión, de distracción, que es muy difícil de detener ahora. Porque una vez que se crea algo, un sistema económico o un ser o un artilugio que tiene que seguir ganando más dinero, se ve obligado a hacerlo. Hasta la gente más amable está atrapada en esto. Estas son fuerzas sobrehumanas, y muchos están atrapados en ellas. Aquellos que parecen ser nuestros enemigos, son sólo carne y hueso que también están atrapados por este sistema económico. Y es bueno para ese sistema seguir fabricando bombas nucleares.


Eso puede darnos compasión el uno por el otro. Podemos vernos como cautivos de una fuerza que nos tiene a todos atrapados. Pero podemos detenerlo. Tenemos que ayudarnos unos a otros a despertar y poder ver cómo estamos destruyendo todo lo que amamos, antes de convertirnos en instrumentos robóticos de estos sistemas inhumanos.


Enfrentar nuestros miedos, y dejar ir y superar nuestras reacciones instintivas. Descubrir cuánto nos gusta estar vivos. Dejar que nos enamoremos realmente de nuestro planeta, y de su belleza, y ver eso en nosotros mismos, así como en los demás.


La máquina económica inhumana no nos ama. Nos convierte en robots. Nos absorbe en la destrucción de todo lo que es. Y aunque no podamos darla vuelta ahora, al menos podemos despertar, para que en el tiempo que nos queda, podamos descubrir quiénes somos, simplemente mirándonos a los ojos. Sólo mirando la cara de la luna por la noche, o los árboles, o las caras de nuestros hijos y liberarnos. Creo que queremos eso.


Podemos hacerlo, somos capaces de ello, y eso es lo que veo que está ocurriendo. Sé que eso es posible, porque lo veo. Porque me ha pasado a mí, y a incontables de mis hermanos y hermanas. Ellos no tienen que hacer el Trabajo que Reconecta, sólo tienen que enamorarse de la vida, y hay muchas maneras en que la gente está haciendo eso.


Y al hacerlo, se da cuenta de que no está solo aquí. No sólo nos tenemos el uno al otro, sino que tenemos a los antepasados. Y tenemos los que vivirán en el futuro. Los antepasados están con nosotros porque su sangre corre por nuestras venas. No estaríamos aquí sin ellos.


Y los que vendrán también están en nosotros - los llevamos dentro nuestro. Y si abrimos nuestro corazón y mentes a ellos, ellos pueden darnos guía y fuerza en nuestros corazones. Porque nos ayudan a darnos cuenta de lo grandes que somos. Somos más grandes que los balances de las megacorporaciones. Pero las megacorporaciones no son reales. ¡Nosotros sí somos reales!


P: La gente está empezando a tomar acciones radicales -la resistencia en Standing Rock, la gente encadenándose a las vías del tren para bloquear los trenes de carbón, etc.-, valientes actos de resistencia, pero gran parte de la sociedad todavía no se ha unido a estos movimientos.


Una vez más, la traición de los medios de comunicación. Fox News y todos los demás están hechos para hacer lo que hacen.


Estas personas que toman estas acciones valientes para ayudar a la Tierra son la vanguardia de la evolución humana. Se han liberado de ser cautivos del hiperindividualismo de nuestra cultura. Ya no están cautivos de su ego solitario ganándole a otras personas.


Y para mí, no hay nada más hermoso. Veo belleza en ellos.


Eso es lo que les oigo decir a la psique. Creo que no hay nada más hermoso. Nos están mostrando lo que podemos ser. Que podemos liberarnos, y salir de la celda de la prisión del ego separado y encontrar nuestra verdadera naturaleza en nuestro entretejido en la red de la vida.



P: ¿Cómo se ve hoy el mundo para usted, que vive con los ojos y el corazón bien abiertos? ¿Cómo ves el mundo ahora mismo?


[Larga [Larga pausa.] Estoy tan contenta de estar viva. [Larga [Larga pausa.] tan contenta de que si tiene que pasar algo me tocó vivirlo. Estoy muy contenta de poder participar en este "Gran giro", aunque sea de la forma más pequeña. Para darle una chance al surgimiento de una sociedad que cuide la vida.


Pero aún no ha terminado. Y estoy aquí con mis hermanos y hermanas, y aunque nos hundamos, y tengo que admitir que parece más probable hoy que ayer, vamos a descubrir cuán grande es nuestra fuerza y cuán grande es nuestro amor por la vida. Podemos hacerlo. Y podemos estar asustados. Y podemos olvidar estas palabras.


Pero aún no estamos rotos. Y me perdonaré de antemano si bajo las presiones que el sistema ha desarrollado y usado en muchas otras personas, mi mente se rompe.


Pero ahora mismo, veo a la gente que está trabajando, a los científicos. La gente está siendo llamada a hacer cosas hermosas. Me hace muy feliz ver esto.


Y aunque en el futuro, desde algún lugar cósmico, digan: "Ese pequeño planeta en ese pequeño y viejo sistema solar de allá, ¡lo volaron!" -aún así, se hicieron algunos esfuerzos hermosos, alguna música hermosa. Corazones fuertes, y mucho amor.


P:¿Qué deberíamos hacer cada uno, individualmente? ¿Qué es lo más importante que debemos hacer, aquí y ahora?


Encontrar nuestra fuerza y nuestra razón, en conexión con los demás. Eso será distinto para cada uno. Cada uno tendrá un camino diferente. La gente encontrará diferentes maneras.


Así que, si usted es un clérigo o una mujer, se encontrará diciendo cosas nuevas y más fuertes desde el púlpito. Y si trabajas en una corporación, encontrarás formas de sabotear. Ya está ocurriendo mucho. ¿Crees que estamos vivos por casualidad? Ha habido Bodhisattvas trabajando para eso.


Lo más importante es encontrar tu gratitud por la vida. Haz un balance de tus fortalezas y da gracias por lo que tienes, y por las alegrías que te han dado. Porque ese es el combustible. Que el amor a la vida puede actuar como una gracia para que usted defienda la vida.


Así que no te pongas demasiado solemne. No te pases todo el tiempo apretando los dientes. Disfruta de una especie de alegría. ¡Ah! Ahora tengo tiempo para liberarme de lo que me había detenido antes. Ahora tengo tiempo para realizar mi inter-ser con toda la vida.


Así que será diferente para cada persona. Pero creo que no deberíamos hacer las cosas solos. Encuentra a otros. Incluso si es sólo una persona. Entonces vendrán otros. Porque todo el mundo está solo. Y todos están listos para encontrar lo que más quieren. Y si lo necesario para darnos cuenta de esto, de cuánto nos necesitamos mutuamente es encontrarnos en este peligro, entonces que así sea.


Así que pequeños grupos de estudio, grupos de lectura, hacer un jardín juntos. Mantén tu oído en el suelo. Infórmense mutuamente. Tenemos que desarrollar la habilidad de encontrar que es más divertido estar despertando juntos, Sarvodaya [término sánscrito que significa "elevación universal" o "progreso de todos"] una sola estrella en el escenario.


Al final de la entrevista, los agradecimientos fueron compartidos, luego Macy sonrió y dijo: "Ahora voy a caminar bajo el sol".


#espiritu #transformacion #amor #juntos #despertar

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com