top of page
  • Foto del escritorHomo consciens

Baptiste Morizot: La evolución está dentro nuestro y disponible en cada momento


https://www.boredpanda.com/wild-animal-face-body-art-faces-of-the-wild-devin-mitchell/?utm_source=google&utm_medium=organic&utm_campaign=organic
Retrato de Devin Mitchell

Párrafo del libro de Baptiste Morizot "Maneras de estar vivos" - Marzo 2023

Baptiste Morizot es traqueador de animales, filósofo, escritor y profesor en la Universidad de Aix-Marsella.


¿Qué pasa si tratamos de pensar la evolución como una acumulación de sedimentos animales, a veces vegetales y por supuesto bacteriales, en cada uno de los cuerpos vivientes? Lo que quiero decir con sedimentación de nuestros ancestros animales no es lo mismo que sedimentación geológica, donde cada capa es cada vez más inaccesible porque fue depositada allí hace mucho tiempo atrás.


Sedimentos geológicos

Un ser viviente es una sedimentación en el tiempo, como una roca, pero la diferencia entre la primera y la segunda, es que en los vivientes, las capas de las diferentes ancestralidades están simultáneamente disponible en la superficie y se combinan entre todas a pesar de las diferentes edades en las que se añadieron: en el acto de escribir estas líneas, los pulgares oponibles que nos proveyeron los primates tres millones de años atrás se combinan con el ojo que heredé de un ancestro del periodo cámbrico (540 millones de años atrás), y los dos se combinan con la escritura, una técnica que se creó unos miles de años atrás.

Escultura hallada en Pompeya, Italia: Pan enseña a Dafnis a tocar la siringa.ca. 100 A.C.

Las ancestralidades animales son como espectros que nos persiguen, levantándose desde la superficie hasta el presente. Espectros benevolentes, que vienen a ayudarnos -que nos transforman en pananimales, un animal total, un cambiaformas como el dios Pan - cuando la necesidad aparece, para inventar una nueva solución para el problema de vivir. Es el primate de cuatro manos que inventó el pulgar oponible quien se eleva a través nuestro y viene al rescate, cada vez que le damos la mano a un amigo, sostenemos delicadamente una lapicera, o deslizamos la mano impacientemente a la izquierda o la derecha en nuestro combate diario con el teléfono móvil.


Fue un paleo-mamífero el que inventó el apego paternal que nos surge, como un espectro, a través de millones de años, desde el interior de nuestro cuerpo, cada vez que nos asomamos a mirar una cuna (la ternura espontánea hacia las criaturas de poca edad de todas las especies, es una actitud invariablemente mamífera: no es nuestra sentimentalidad humana la que se revela, sino nuestra empatía humana).


Imagenes del libro "El Gesto y la Palabra" de Andre Leroi Gourham

Es nuestra visión con colores heredada de nuestro ancestro peludo que recogía frutas, en el que la evolución le dio los recursos ópticos necesarios para detectar la sutil maduración de la fruta en la jungla, con sus amarillos, naranjas, rojos, que se activa en cada uno de nosotros cada vez que disfrutamos un bello atardecer (que es sobretodo, para el ojo animal, la maduración del paisaje). ¿Sino por que cualquier púrpura sería más atractivo que cualquier verde?.


Es el mismo ancestro que nos susurra con emoción en nuestros oídos, cuando vemos una imagen de labios rojos en una pantalla (labios rojos, la reminiscencia sin género de la fruta original). Pero son también los incontables ancestros vivientes en cada uno de nosotros, cientos de reminiscencias personales, las cuales actúan juntas en una aleación incandescente para contribuir a esa emoción, combinada con tiempo y las polifanías de sus propios artefactos.


Todos nosotros, seres vivientes tenemos un cuerpo duro hecho de tiempo, hecho de millones de años, entretejidos con parientes extraños y agitado con nuestros ancestros disponibles.


Y estos ancestros son compartidos.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
bottom of page