• Homo consciens

Cinco puntos clave del informe del IPCC sobre los impactos del cambio climático y la adaptación


Sequía en Brasil 2021

Fuente: Phys - por Lisa Schipper, Vanesa Castán Broto, Winston Chow, The Conversation



El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU analiza los impactos, la adaptación y las vulnerabilidades asociadas a la crisis climática, y nosotros somos tres de los 270 científicos e investigadores que lo han redactado. El documento presenta nuevas y duras conclusiones sobre el modo en que el actual calentamiento global de 1,1℃ está afectando a los sistemas naturales y humanos, y sobre cómo nuestra capacidad de respuesta será cada vez más limitada con cada incremento adicional del calentamiento.



He aquí cinco puntos clave del nuevo informe:


1. Los riesgos se magnificarán si no se controla el calentamiento

Desde el anterior informe del IPCC sobre los impactos y la adaptación en 2014, las olas de calor, las sequías, los incendios forestales y otros fenómenos extremos han aumentado en frecuencia e intensidad mucho más allá de la variabilidad natural. Estos peligros han dañado considerablemente los ecosistemas de todo el mundo y, en algunos casos, han provocado pérdidas irreversibles, como la extinción de especies. Los seres humanos también se han visto afectados por el aumento de la inseguridad alimentaria y del agua, la mayor incidencia de enfermedades transmitidas por alimentos, agua y vectores, y el empeoramiento de la salud física y mental.


Si no se controla el calentamiento global, estos riesgos climáticos aumentarán inevitablemente. Cada incremento de la temperatura global magnifica las pérdidas y los daños resultantes.


2. La adaptación está alcanzando sus límites

El informe señala que gran parte de las actuales medidas de adaptación al clima en el mundo no son necesariamente eficaces. De hecho, existen límites "duros" y "blandos". En los sistemas naturales, los límites duros significan que ninguna intervención humana (aparte de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero) puede marcar la diferencia. Por ejemplo, los arrecifes de coral de aguas cálidas pueden desaparecer por completo si la temperatura de los océanos sigue aumentando; no es posible simplemente "adaptarse" a ello.


En los sistemas humanos, los límites blandos incluyen obstáculos como la financiación insuficiente y la mala planificación, que podrían abordarse mediante una gobernanza más inclusiva. Pero también hay límites duros, como la limitación del agua en las islas pequeñas, ya que la subida del mar y el clima extremo pueden hacer que el agua del mar contamine el agua dulce. Y una vez que perdemos una isla debido a la subida del nivel del mar, ninguna adaptación nos devolverá esa isla.


El IPCC también considera que la adaptación no puede evitar todas las pérdidas y daños, que se distribuyen de forma desigual en todo el mundo.

El IPCC da la "advertencia más sombría hasta la fecha" sobre los efectos del colapso climático" - aquí
El mundo en la senda "catastrófica" de los 2,7°C de calentamiento global - aquí

3. La "mala adaptación" puede empeorar las cosas

El IPCC cita pruebas de acciones de adaptación que profundizan las desigualdades sociales existentes y conducen a resultados adversos, lo que se conoce como "mala adaptación". Un ejemplo sería cuando se construye un muro marino para proteger un asentamiento de la subida del nivel del mar y, en cambio, se impide que el agua de lluvia se drene, lo que provoca la aparición de inundaciones como un nuevo peligro. Desgraciadamente, hay muchas pruebas de mala adaptación y afecta especialmente a las personas marginadas y vulnerables.


Para este último informe, el IPCC también hizo un esfuerzo consciente por incorporar a filósofos, antropólogos y otros autores de muchas disciplinas diferentes que pueden no ser consideradas como áreas tradicionales de investigación del cambio climático. Esto supuso recurrir a ciencias sociales más cualitativas y ofrecer una imagen más rica de temas como la vulnerabilidad y la justicia climática.


A diferencia de cualquier otro informe del IPCC anterior, éste intentó involucrar el conocimiento indígena. Sin embargo, en el IPCC existen normas estrictas sobre el tipo de conocimiento que puede incluirse, y todo lo que no está revisado por pares se considera secundario o cuestionable por los países miembros. Aunque este nuevo informe es un paso inclusivo, todavía hay que trabajar mucho para garantizar que conocimientos como la historia oral indígena tengan cabida en las evaluaciones del IPCC.


4. Las ciudades son un reto y una oportunidad

Entre las cifras que se han dado a conocer, más de mil millones de personas que viven en asentamientos bajos se enfrentan a peligros como la subida del nivel del mar, el hundimiento de las costas o las inundaciones con mareas altas, mientras que 350 millones de residentes urbanos viven con la amenaza de la escasez de agua. Los impactos del cambio climático, como las temperaturas extremas, también empeoran los problemas existentes en las ciudades, como la contaminación del aire.


Sin embargo, las ciudades también son lugares que ofrecen oportunidades, y el informe del IPCC presenta un amplio abanico de opciones para la adaptación urbana. Entre ellas se encuentran las barreras físicas para frenar las inundaciones y la subida del nivel del mar, o soluciones más basadas en la naturaleza, como la plantación de árboles río arriba para frenar el exceso de caudal de los ríos y dar sombra a las viviendas en las olas de calor, o la restauración de los manglares que protegen a las comunidades de las inundaciones costeras. El informe también cita medidas de política social como las transferencias de efectivo para proporcionar redes de seguridad, seguros y otros tipos de apoyo a los medios de vida.


5. La ventana de la oportunidad se está cerrando, rápidamente

El nuevo informe hace hincapié en la necesidad de combinar las medidas de adaptación con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para permitir un "desarrollo resistente al clima". Esto requerirá una financiación adecuada, una gobernanza inclusiva, transparencia en la toma de decisiones y la participación de una amplia gama de personas y grupos.


Sin embargo, el mundo va camino de superar el 1,5℃ de calentamiento en la próxima década. Las actuales políticas de desarrollo, que aceleran las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentan los riesgos de inadaptación al clima y amplían las desigualdades sociales.


Para cambiar urgentemente nuestro rumbo colectivo a partir de 1,5℃ de calentamiento y más allá, el informe traza vías para un desarrollo resistente al clima que los responsables políticos pueden aplicar, todas las cuales reducen los riesgos climáticos al tiempo que mejoran la vida, especialmente entre los más vulnerables al calentamiento global. Sin embargo, el tiempo se agota.


MAS SOBRE EL TEMA

  • El IPCC da la "advertencia más sombría hasta la fecha" sobre los efectos del colapso climático" - aquí

  • Riesgos e impactos climáticos para los próximos 20 a 30 años por Chathman House - aquí

  • El informe del IPCC es un "código rojo" para la humanidad, pero la realidad es mucho peor - aquí

  • Seguridad alimentaria y cambio climático - aquí

  • Will Steffen: "Fisiológicamente no podemos sobrevivir a eso" - aquí

  • Quedan pocos escenarios realistas para limitar el calentamiento global a 1,5ºC - aquí

  • Científicos advierten que los puntos de inflexión del clima podrían caer como fichas de dominó - aquí

  • El mundo en la senda "catastrófica" de los 2,7°C de calentamiento global - aquí



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram