• Homo consciens

Desde el acuerdo de París, las catástrofes climáticas aumentan


Sequía en Sudáfrica

Fuente: Phys.org - Diciembre 2020

Olas de calor antárticas que baten récords, glaciares que se derriten, ola tras ola de sequía e incendios forestales, y una serie interminable de mega tormentas: desde el acuerdo de París de 2015 los efectos mortales del cambio climático son cada vez más visibles.



"El mundo ha cambiado desde París. Ha cambiado para peor", dijo Saleemul Huq, del Centro Internacional para el Cambio Climático y el Desarrollo (ICCCAD) de la Universidad Independiente de Bangladesh.


"Estamos viendo ahora mismo los impactos del cambio climático atribuible inducido por el hombre".


Cada vez más calor

Los cinco años más calurosos registrados han sido todos desde 2015; la Organización Meteorológica Mundial dijo la semana pasada que el año 2020 estaría entre los tres años más calurosos de la historia.


2016 sigue siendo el año más caliente registrado, con temperaturas de 1,2ºC más calientes que el promedio histórico. (El acuerdo de París tiene como objetivo limitar el calentamiento a "muy por debajo" de 2ºC y a 1,5ºC si es posible).


El 2020 será el año más caliente de la lista a pesar de ser un año con el fenómeno climático de enfriamiento de La Nina.


En 2019 la mayor parte de Europa se sumergió en una ola de calor récord.


El pasado mes de junio las temperaturas en la ciudad de Verkhoyansk en Siberia superaron los 38ºC; en febrero los investigadores registraron una temperatura de 20,75C en la Antártida occidental -ambos serían máximos históricos.


El hielo se derrite, los mares se elevan

Los últimos cinco años han sido los más calientes de los que se tiene constancia

Tales anomalías de temperatura están afectando desproporcionadamente a los polos de nuestro planeta.


En octubre, los científicos registraron la menor extensión de hielo marino del Ártico de la historia, y múltiples estudios han demostrado cómo las capas de hielo de Groenlandia se están derritiendo a un ritmo sin precedentes.


El hielo derretido de los glaciares elevó el nivel del mar mundial en 15 centímetros el siglo pasado, según los expertos de la ONU. Advierten que hasta mil millones de personas podrían ver su forma de vida amenazada por el aumento de los mares ya en 2050.


Temporadas de tormentas

Mares más altos y cálidos significan más y más fuertes tormentas tropicales.


"Si disminuyes la cantidad de hielo marino del Ártico, empiezas a calentar el Ártico y cuando empiezas a calentar el Ártico puedes empezar a cambiar la circulación de la corriente de chorro que nos determina el clima", dijo Nathan Kurtz del Centro Espacial Goddard de la Nasa.


Mapas de las anomalías de la temperatura del Ártico y la extensión del hielo marino en noviembre de 2020


Los huracanes y otras tormentas ciclónicas se alimentan de aguas oceánicas más cálidas y, aunque es difícil atribuir un solo evento meteorológico al calentamiento global, las tendencias a largo plazo son claras.


Cada una de las últimas cinco temporadas de huracanes en el Atlántico ha tenido una actividad de tormentas superior a la media. Para el 2020, fue tan intensa que los científicos se quedaron sin nombres en el alfabeto griego para sus 30 tormentas récord.


El año pasado se produjeron dos ciclones que arrasaron la costa de Mozambique, arrasando gran parte de la segunda ciudad, Beira, y dejando más de 600 muertos y cientos de miles de personas sin hogar.


En 2017, gran parte de Asia meridional y en particular Bangladesh se inundó con aguas de inundación vertidas durante una temporada de tormentas sobrecargada.


Sequías, incendios forestales

En el otro extremo del espectro climático, las sequías se multiplican a medida que las temperaturas continúan su constante marcha ascendente.


Esto tiene un profundo impacto en el rendimiento de los cultivos, así como en el suministro de agua potable, como descubrieron los casi cuatro millones de habitantes de Ciudad del Cabo cuando los grifos casi se secaron en 2017 después de tres años de sequía récord.


El servicio de Atribución Meteorológica Mundial (WWA) calculó que situaciones como la amenaza del "día cero" en la metrópoli sudafricana eran tres veces más probables debido al cambio climático.


Las largas y grandes sequías también crea las perfectas condiciones para los mega incendios que se han visto este año en el este de Australia, California, gran parte de Siberia y América del Sur.


En Australia, la probabilidad de que se produzcan temporadas de incendios intensos como la de 2020 ha aumentado en un 30 por ciento desde 1990 debido al calentamiento, dijo la WWA.


En Siberia, los incendios amenazan el permafrost, que contiene niveles asombrosos de gases de efecto invernadero.


Los incendios también se han extendido por el Amazonas, principalmente debido a la deforestación para la agricultura. Los científicos dicen que es probable que haya más incendios debido al cambio climático.


Crisis de alimentos

La agricultura es una fuente importante de emisión de gases de efecto invernadero y su creciente intensificación del uso de recursos amenaza la cadena alimentaria mundial.


El año pasado, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación advirtió que la producción de alimentos era "extremadamente sensible" al cambio climático, lo que también amenaza con reducir una fuente importante de alimentos a medida que disminuyen las poblaciones de peces.




Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram