• Homo consciens

El cambio viene, te guste o no



Por Stephen Barlow - Noviembre 2021


Parece que hay una ignorancia casi total de la sostenibilidad y la ecología en nuestra cultura moderna.


Cuando digo que nuestro sistema tendrá que cambiar, y que los que consumen en exceso tendrán que recortar su consumo, me dicen que la gente no lo soportará, etc.


Es una respuesta extraña.


Las leyes de la naturaleza, las reglas de la ecología son simplemente la realidad. Son como las leyes de la gravedad. Lo que uno piense de ellas no cambia nada, y las leyes de la naturaleza no son una democracia.


La emergencia climática y ecológica, significa que hemos alcanzado los topes de sostenibilidad, los límites planetarios. No hay ninguna opción que nos permita seguir como estamos.


Por supuesto que podemos intentar seguir como estamos, pero no vamos a llegar muy lejos antes de enfrentarnos al colapso.

Stephen Barlow


Es como caminar hacia el borde de un acantilado. No se puede seguir caminando, porque se eligió despreciar la ley de la gravedad. Así será intentar seguir como estamos.


Lo que significa insostenible, es lo que no se puede sostener. Entonces todo se detiene y colapsa. Hemos creado un sistema basado en el crecimiento económico explotando sistemas naturales finitos. Más allá de un cierto punto, estos sistemas de soporte vital, ya no sostendrán nuestra sociedad.


Desafortunadamente, a diferencia del borde del acantilado metafórico, no se puede ver dónde está ese borde del acantilado ecológico/sostenible, pero sabemos de hecho que está ahí.


La ecología científica estudia las poblaciones de animales no humanos. Cuando una especie supera la capacidad de carga ecológica del nicho ecológico en el que existe, colapsa.


Los humanos no están exentos de estos principios ecológicos. Hemos utilizado la tecnología para aumentar el rendimiento de los cultivos, hemos utilizado los combustibles fósiles para obtener energía barata, pero no hemos descubierto el equivalente ecológico del movimiento perpetuo.


Lo único que nos ha permitido la tecnología, es seguir destruyendo los nichos de otra vida, para ampliar nuestro sistema insostenible. Pero esto no nos va a permitir seguir haciéndolo, es como ir cada vez más lejos en la deuda ecológica.


Casi todo el mundo sabe que si te metes en una deuda financiera que no puedes pagar, que puedes seguir un poco más viviendo este estilo de vida, pidiendo más préstamos, vendiendo tu casa, etc, pero esto sólo puede seguir un poco más.


Esto es exactamente lo que la humanidad, la sociedad humana moderna está haciendo con el clima y la emergencia ecológica. Están actuando como alguien con una deuda insostenible, pidiendo préstamos que no pueden pagar, sólo para posponer el momento de enfrentarse a la realidad un poco más en el futuro.


Sin embargo, la mayoría de la gente sabe que si haces esto con la deuda financiera, sólo te estás preparando para una caída gigantesca, donde lo perderás todo. Donde si lo hubieras abordado antes, podrías haber recortado, para pagar la deuda, y continuar con una vida menos extravagante.


Realmente es lo mismo con la ecología. La humanidad vive en una enorme deuda ecológica y al seguir como estamos, sólo estamos sacando débitos ecológicos cada vez más grandes que nunca podremos pagar.


Lo que digo es que el cambio radical está llegando nos guste o no


Como dijo GretaThunberg "O nos transformamos a una sociedad sostenible y renunciamos a la destrucción extravagante de nuestros sistemas ecológicos de apoyo a la vida o colapsará nuestra civilización. Es así de sencillo."


La ecología es masivamente compleja, son enormes cadenas de interacción, causa y efecto, demasiado complejas para modelarlas como el clima solo. Cuando las poblaciones de especies no humanas colapsan, simplemente desaparecen.


En menos de 100 años, la paloma pasajera pasó de ser el ave más numerosa del mundo, que se presentaba en gigantescas bandadas que oscurecían el cielo, a estar totalmente extinguida. Incluso ahora los científicos luchan por explicar la causa del colapso.


El colapso ecológico no ocurre como la gente imagina, o como ocurre en las películas. Las cosas ya no son como antes. Las civilizaciones a lo largo de la historia se han derrumbado repentinamente. Los historiadores y arqueólogos se esfuerzan por explicar por qué ocurrió.


Debido a que la tecnología nos ha permitido ir más allá de los límites típicos de las especies, como alimentar a una población cada vez mayor con mayores rendimientos de los cultivos, podemos imaginar que podemos seguir haciendo esto. No, no podemos.


Como digo, el ser humano se las ha arreglado para seguir adelante, destruyendo más hábitats naturales, los nichos de otras especies, y son ellas las que han desaparecido. Pero esto no puede seguir para siempre, porque estamos recortando lo que nos sustenta.


La idea de que los seres humanos pueden elegir y seguir con su estilo de vida destructivo, sólo porque una pequeña proporción de la población humana quiere seguir consumiendo en exceso es extraña. Sólo se puede retrasar el momento decisivo, pero la caída será mucho mayor.


De nuevo, piensa en la persona endeudada, que pide préstamos que no puede devolver, que luego consigue fraudulentamente más préstamos mintiendo sobre su patrimonio, no es tan raro. Cuanto más lo aplazan, mayor es la caída. Irán a la cárcel y lo perderán todo.


Con la humanidad, perderemos nuestra economía organizada y el sistema de suministro de alimentos, que es la única manera de alimentar a 8 mil millones de personas, y trágicamente habrá una hambruna masiva.


Sin embargo, esto no es razón para que tengamos que ir por la ruta del colapso de la civilización, y la inanición masiva. Podemos vivir de forma más modesta, sostenible, y evitar esa consecuencia. Pero lo que no podemos hacer es seguir como si nada.


Eso es lo que significa el cambio que viene, te guste o no. Como hemos dejado pasar tanto tiempo para reducir nuestras emisiones de carbono y crear una sociedad sostenible, estos cambios tienen que ser radicales.


Sin embargo, estos cambios radicales necesarios para evitar el colapso no son porque los ecologistas sean radicales. Es porque nuestros líderes no tomaron las medidas graduales que prometieron en 1972 y 1992. Después de la Cumbre de la Tierra de Río de 1992, la acción gradual era apenas posible.


Todo el problema es que nuestros líderes no tomaron la acción incremental para reducir lentamente las emisiones de gases de efecto invernadero después de la Cumbre de la Tierra de Río de 1992, o la transición gradual a una sociedad/economía sostenible.


No hay que culpar a los ecologistas por señalar la realidad y lo radicales que tienen que ser los cambios en la sociedad ahora. Realmente no tendría que haber sido así si hubiéramos tomado medidas graduales hace 30 años.


Si quieren culpar a alguien, culpen a sus gobiernos, culpen a los medios de comunicación, a los intereses creados, a las empresas de combustibles fósiles que engañaron al público diciendo que todo podía seguir como hasta ahora, sólo con un poco más de tecnología que estaban desarrollando.


De nuevo, los ecologistas, expertos en sostenibilidad, científicos del clima, ecologistas, etc, no son la causa del problema. Le decían a la gente lo que tenía que pasar, hace 30-50 años o más. Fueron sus líderes los que ignoraron estos consejos y dieron falsas promesas.


Ahora, en la COP26, nuestros líderes se han metido en un buen lío al hacer dos promesas incompatibles entre sí.


  • A) Que los negocios continuarán como siempre.

  • B) Que abordarán la emergencia climática y ecológica.


Sin embargo, estas promesas son realmente contradictorias entre sí. La única manera de abordar esta crisis es modificando radicalmente nuestro sistema, lo que significa que no se puede seguir actuando como hasta ahora.



Will Steffen: "Fisiológicamente no podemos sobrevivir a eso" - aquí
La pérdida de biodiversidad puede provocar un "colapso ecológico" - aquí
Estamos corriendo riesgos asombrosos, advierten los investigadores - aquí
Subestimación de los retos para evitar un futuro espantoso - aquí
Nuestro clima es como la banca antes del crack: es hora de hablar del colapso a corto plazo - aquí
La Tierra nos dice que debemos repensar nuestra sociedad del crecimiento - aquí

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram