• Homo consciens

La mayoría de los europeos planean reducir sus vuelos y comer menos carne por el clima

Actualizado: mar 10



Fuente: Reuters - Por Kate Abnett - Enero 2021


La mayoría de los ciudadanos europeos tienen la intención de volar menos y ya comen menos carne para ayudar a combatir el cambio climático, según una encuesta publicada por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) el lunes.


De los 27.700 encuestados en los 27 países de la Unión Europea, el 74% de los encuestados dijeron que tenían la intención de volar con menos frecuencia por razones ambientales, una vez que se levanten las restricciones de COVID-19. Esto incluye al 43% de los encuestados que dijeron que lo harían "todo el tiempo" y al 31% que dijeron que lo harían "de vez en cuando".


El sector de la aviación en Europa está siendo objeto de escrutinio por parte de los clientes y los reguladores en lo que respecta a su huella de carbono, al mismo tiempo que las compañías aéreas luchan contra la caída de la demanda debido a la pandemia.


A la pregunta de si tienen previsto elegir los trenes en lugar de los aviones para los viajes de corta distancia, el 71% de los encuestados en la encuesta del BEI respondió que sí.


En la encuesta, realizada en octubre-noviembre de 2020, el 66% de los europeos dijeron que ya consumen menos carne para luchar contra el cambio climático y otro 13% dijo que planeaban hacerlo pronto.


El lockdown del COVID-19 significó que las emisiones mundiales de CO2 disminuyeron en 2020 en comparación con los últimos años, pero aún así 2020 se clasificó como el más caluroso registrado empatado con 2016, lo que subraya la necesidad de una acción más rápida para reducir las emisiones y evitar un calentamiento futuro catastrófico.


La UE está elaborando un importante paquete de nuevas políticas para frenar la contaminación, que incluye medidas como la renovación de los edificios para utilizar menos energía, obligar a los fabricantes de automóviles a cumplir con normas de emisiones más estrictas y gravar con mayores costos de carbono a las fábricas.


Bruselas también tiene como objetivo ayudar a los consumidores a hacer elecciones sostenibles. La UE pretende tener 3 millones de puntos de recarga de coches eléctricos públicos para el 2030. La prohibición de pajillas y cubiertos de plástico de un solo uso entra en vigor este año.


"Los ciudadanos sienten los impactos del cambio climático y quieren que la crisis climática se aborde con una acción sin precedentes", declaró el Vicepresidente del BEI Ambroise Fayolle.


El BEI, la rama de préstamos de la UE, podría ayudar a los ciudadanos a adoptar hábitos respetuosos con el medio ambiente financiando energías limpias y transportes con bajas emisiones de carbono, según Fayolle.


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com