• Homo consciens

Las cantidades de materiales que necesita el capitalismo son asombrosas


Fuente: Matthias Schmelzer - visualcapitalist - y Mark Belan

Las dimensiones materiales del capitalismo son asombrosas.


En 2020, la cantidad de masa fabricada por el hombre superó por primera vez el peso seco de toda la vida en la Tierra.


Su aumento actual corresponde a que cada persona en el globo produce más que su peso corporal cada semana.


Cada año, extraemos casi 90.000 millones de toneladas de materias primas de la Tierra.


Visualización de la acumulación de masa de origen humano en la Tierra


El mundo no crece, pero la población humana sigue aumentando, consumiendo cada vez más recursos y alterando el propio medio ambiente del que dependemos.


En 2020, la cantidad de masa fabricada por el hombre, o masa antropogénica, superó por primera vez el peso seco (excepto el agua y los fluidos) de toda la vida en la Tierra, incluidos los seres humanos, los animales, las plantas, los hongos e incluso los microorganismos. Esto es lo que se ve en la parte derecha del gráfico: 1154 Gigatoneladas de masa antropogénetica.


En esta infografía, basada en un estudio publicado en Nature, desglosamos la composición de todos los materiales fabricados por el hombre y el ritmo de su producción.


Un planeta hecho por el hombre

La masa antropogénica se define como la masa incrustada en los objetos sólidos inanimados fabricados por el ser humano que no han sido demolidos o puestos fuera de servicio, lo que se define por separado como residuos de masa antropogénica.


Desde hace aproximadamente un siglo, la masa fabricada por el hombre ha aumentado rápidamente, duplicándose aproximadamente cada 20 años. La masa colectiva de estos materiales ha pasado de representar el 3% de la biomasa natural mundial en 1900 a estar a la par en la actualidad.


Aunque a menudo pasamos por la importancia de las materias primas, son las que hacen posible la economía moderna. Para construir carreteras, casas, edificios, papel de impresora, tazas de café, ordenadores y todas las demás cosas hechas por el hombre, se necesitan miles de millones de toneladas de combustibles fósiles, metales y minerales, madera y productos agrícolas.


La masa fabricada por el hombre

Cada año extraemos de la Tierra casi 90.000 millones de toneladas de materias primas. Un solo smartphone, por ejemplo, puede utilizar aproximadamente el 80% de los elementos estables de la tabla periódica.


El ritmo de acumulación de masa antropogénica ha alcanzado ya las 30 gigatoneladas (Gt) -equivalentes a 30.000 millones de toneladas métricas- al año, según la media de los últimos cinco años. Esto equivale a que cada persona del planeta produce cada semana más de su peso corporal en masa antropogénica.


A la cabeza de la lista está el hormigón. Utilizado para la construcción y las infraestructuras, el hormigón es la segunda sustancia más utilizada en el mundo, después del agua.



Los ladrillos y los agregados como la grava y la arena también representan una gran parte de la masa fabricada por el hombre.


Aunque es pequeña en comparación con otros materiales de nuestra lista, la masa de plástico que hemos fabricado es mayor que la masa total de todos los animales terrestres y marinos juntos.


Figura: gigatoneladas de plástico vs gigatoneladas de toda la biomasa del reino animal


Si el ritmo de crecimiento de la masa creada por el hombre sigue acelerándose, podría llegar a triplicar la cantidad total de biomasa viva mundial en 2040.


¿Podemos solucionarlo?

Aunque la masa de los seres humanos es sólo un 0,01% de toda la biomasa, nuestro impacto es como el de ninguna otra forma de vida en la Tierra. Somos una de las pocas especies que pueden alterar el medio ambiente hasta el punto de afectar a toda la vida.

Los humanos representamos el 0,01% de la vida, pero destruimos el 83% de los mamíferos salvajes - aquí
¿Qué es el Antropoceno? - aquí

Al ritmo actual, las reservas de algunos materiales como los combustibles fósiles y los minerales podrían agotarse en menos de 100 años. Por ello, los prospectores están ampliando su búsqueda en busca de nuevas fuentes de materias primas, explorando lugares como el Ártico, las profundidades marinas e incluso los asteroides.


A medida que la población mundial sigue aumentando, también lo hace la presión sobre el entorno natural. Es un hecho inevitable que el consumo aumentará, pero en una era de políticas de cero neto y créditos de carbono, la contabilidad del impacto humano en el medio ambiente será más importante que nunca.


Nota de Climaterra:

La crisis no es sólo climática sino de biodiversidad (estamos en la 6ta extinción masiva del planeta), es una crisis de contaminación de los suelos, de contaminación del aire, una crisis que empieza a afectar a toda la red de la vida -de la que inexorablemente dependemos para vivir-, que empieza a afectar la misma capacidad de reproducción humana.


Esta crisis total de los sistemas físicos del planeta y del mismo cuerpo humano, no se resolverá buscando más materiales en el espacio ni en el fondo marino (se necesita ingentes cantidades de energía para lograrlo -energía que también empieza a escasear), sino con una profunda mutación de nuestro sentido de individualidad que nos permita entender que no somos seres aislados sino que intersomos con toda la trama de la vida. Esto nos permitirá cambiar de sentido vital, y pasar del gozo del tener al gozo del ser.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram