©2019 by crisis climática y ecológica. Proudly created with Wix.com

  • Homo consciens

¿Qué significa que tenemos 12 años para actuar sobre el cambio climático ?

Actualizado: 4 de sep de 2019

En realidad ahora son 11 años, pero ¿de dónde viene la idea de tener 11 ó 12 años, y qué significa realmente?




Autor: BOB BERWYN


La cifra comenzó a llamar la atención en 2018, cuando el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas -IPCC- publicó un informe en el que se describía lo que se necesitaría para evitar que las temperaturas mundiales subieran más de 1,5°C, un objetivo del Acuerdo de París. El informe explicaba que los países tendrían que reducir sus emisiones antropogénicas de dióxido de carbono (CO2), como las de las centrales eléctricas y los vehículos, a cero en torno a 2050. Para alcanzar esa meta, las emisiones de CO2 tendrían que empezar a caer "mucho antes de 2030" y estar casi en la mitad (45%) cerca de 2030 (a 12 años de distancia en ese momento).


La mitad del siglo es en realidad la fecha límite más importante del informe, pero actuar ahora es crucial para poder alcanzar esa meta, dijo el investigador climático de la Universidad de Duke, Drew Shindell, autor principal del capítulo sobre mitigación del informe del IPCC.


"Necesitamos que el mundo se encamine hacia la meta de cero emisiones netas de CO2 para mediados de siglo", dijo Shindell. "Es una gran transformación, así que si no empezamos en la década del 2020, no podremos llegar allí a un costo razonable."


¿Cómo lo saben los científicos?

La física básica y la ciencia del clima permiten a los científicos calcular cuánto CO2 se necesita para elevar la temperatura global, y cuánto CO2 se puede emitir antes de que el calentamiento global supere los 1,5°C (2,7°F) en comparación con los tiempos preindustriales.


Los científicos trabajaron hacia atrás a partir de ese conocimiento básico para establecer plazos para lo que tendría que ocurrir para permanecer por debajo de 1.5°C de calentamiento, dijo Scott Denning, que estudia el calentamiento de la atmósfera en la Universidad Estatal de Colorado.


Para llegar al 2050 a emisiones netas de CO2 en 2050, lo que nos permitiría mantener probablemente el calentamiento dentro de los 1.5°C se necesita que las reducciones empiecen a caer a partir de 2020. probab

"Se dieron cuenta de cuánto calor extra podemos soportar. Calcularon cuánto CO2 produciría tanto calor, y luego cuánto combustible total produciría tanto CO2. Luego consideraron los 'senderos de deslizamiento' para que las emisiones lleguen a cero antes de que quememos demasiado carbono para evitar una catástrofe", dijo.


"Todo este trabajo se resume en que "para evitar resultados realmente malos, tenemos que estar en un camino realista hacia una economía global libre de carbono para el año 2030''. Y eso se traduce en algo así como "las emisiones tienen que reducirse a la mitad en una década", y eso se simplifica demasiado a "quedan 12 años".

"Ciertamente hay una pizca de verdad en la frase, pero es tan simplificada que lleva a falsas ideas cómicas sobre cómo llegar allí, evocando ridículas imágenes de dibujos animados que sugieren que simplemente continuemos con la vida normal durante los próximos 11 años y luego el mundo se acaba", dijo Denning.


Eso no es lo que los escritores del IPCC imaginaban, dijo.


La ciencia es clara respecto a la fecha de 2030, dijo Michael Mann, científico climático de la Universidad Estatal de Pensilvania. La controversia se debe a que la gente malinterpreta el cronograma de reducción de carbono como un umbral para los desastres climáticos. Señaló que las personas que promueven la negación de la ciencia del clima también se han aferrado a "intentar caricaturizar intencionadamente la preocupación por el cambio climático".


¿Que sería lo que tenemos que alcanzar para el 2030?

Sería útil que la gente se fijara en la meta para 2030 en términos de que sería el éxito en lugar de lo que significa el fracaso, señaló Denning.


"Resolver el problema para 2030, 2040 o 2050 requiere una nueva infraestructura energética mundial, que podría decirse que es más fácil y menos costosa que los cambios de infraestructura del pasado, como la plomería interior, la electrificación rural, el automóvil y las carreteras pavimentadas, las telecomunicaciones, los ordenadores, los teléfonos móviles o Internet.

"Todos estos cambios del pasado costaron decenas de billones de dólares, ajustados por la inflación. Todos ellos eran enormemente perturbadores. Todos ellos duraron una década o más, cambiaron completamente el panorama industrial, económico y social, y crearon estallidos de crecimiento, productividad y empleo. Y podría decirse que todos ellos mejoraron la vida de un gran número de personas".


Esta vez, el cambio es de una fuerte dependencia de los combustibles fósiles que emiten carbono a fuentes de energía libres de carbono, como la energía eólica. E incluso con una rápida transición energética, el IPCC dice que mantener las temperaturas por encima de 1,5°C también requerirá probablemente la eliminación del CO2 de la atmósfera a gran escala.


No alcanzar el objetivo no implica el inicio de un cambio climático catastrófico en 2030, dijo Denning.


"Las cosas siguen empeorando y empeorando hasta que dejamos de empeorarlas, y luego nunca mejoran", dijo. "Pero pase lo que pase, el mundo tiene que dejar los combustibles fósiles como nosotros dejamos las velas de sebo, los retretes y las líneas de tierra."


¿Qué significaría exceder los 1.5°C de calentamiento?

El informe del IPCC describe cómo el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero provocará perturbaciones más peligrosas y costosas en las sociedades y los ecosistemas mundiales, como olas de calor más largas y calientes y sequías más frecuentes que acaban con las cosechas.


Los glaciares de montaña se derretirán más rápido a medida que el planeta se calienta, creando nuevos riesgos para los asentamientos en los valles de abajo. También se prevé que el derretimiento de las capas de hielo polar se acelere, intensificando las inundaciones y acelerando el aumento del nivel del mar a un ritmo al que será difícil adaptarse. Más permafrost ártico se descongelará, liberando más gases de efecto invernadero a la atmósfera.


A pesar de los crecientes riesgos, es importante entender que, "en el sistema climático físico, no hay científicos que afirmen que hay un umbral mágico que rompemos o no rompemos que determina si tenemos un sistema climático habitable", dijo Daniel Swain, científico climático de la UCLA y del Centro de Clima y Extremos del Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas (National Center for Atmospheric Research's Center for Climate and Weather Extremes).


El objetivo para 2030 es útil porque muestra cómo "lo que hagamos en la próxima década es increíblemente importante". dijo Swain. "Pero creo que el énfasis que se está poniendo en esta ventana específica de 12 años como diferenciador entre crisis existencial o no es problemático.


"En primer lugar, niega algunos de los riesgos que ya existen y que continuarán construyéndose sin importar lo que suceda. Y también sugiere potencialmente que cualquier cosa que no sea una victoria completa en los próximos 12 años no tiene sentido, lo cual es exactamente lo contrario de la verdad. En cualquier punto a lo largo del espectro, más progreso siempre va a ser mejor que menos progreso, menos calentamiento siempre va a ser mejor que más calentamiento".


¿Ya hemos pasado los puntos de inflexión?

De alguna manera, la narrativa de los "12 años" puede establecer una fecha límite que es demasiado indulgente, porque alguna parte clave del sistema climático puede estar ya en los puntos de inflexión o haberlos pasado, dijo Swain.


Crea la falsa ilusión de que hay una especie de barandilla que avanza, que si sólo entramos por debajo de la fecha límite estaremos bien, dijo. Pero "dentro de doce años, podría ser demasiado tarde para algunas de estas cosas, como las capas de hielo."


Las investigaciones de los últimos años refuerzan la idea de que ya se han superado algunos puntos de inflexión climática. Los estudios muestran que es poco probable que algunas partes de la capa de hielo de Groenlandia se recuperen, y que partes de la capa de hielo antártica occidental también pueden estar en un punto de inflexión o muy cerca de un punto de inflexión hacia una rápida desintegración.


Un estudio publicado en junio sugirió que la tasa de descongelación del permafrost está progresando mucho más rápido que los modelos climáticos proyectados. Y los científicos que estudian la relación entre el calentamiento global y las olas de calor europeas dijeron que esos extremos recientes también están fuera del alcance de lo que esperaban con los niveles actuales de calentamiento.


El mundo seguirá existiendo si superamos los 1,5°C y 2°C, pero "los impactos y riesgos climáticos serán mayores y la temperatura será mayor", dijo Glen Peters, director de investigación del centro de investigación climática CICERO en Oslo. Parece que todo esto se está empezando a calar en la conciencia pública, dijo.


"Pero en términos de plazos, ya hemos incumplido el plazo", dijo. "Deberíamos haber empezado a mitigar hace décadas, entonces tendríamos el problema resuelto."


Publicado el 27 de agosto de 2019 por insideclimatenews.org


#12años #carbononeutral #ipcc #reduccionco2 #energiasrenovables


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram