• Homo consciens

Las energías "verdes" para frenar el cambio climático amenazan a la biodiversidad


Fuente: Nature - Por Laura Sonder - Marie C. Dade, James E. M. Watson y

Rick K. Valenta - Septiembre de 2020

Foto: giuliodisturco , Palawan, the lost Paradise

¡Estas nuevas amenazas a la biodiversidad pueden superar las que se evitan con la mitigación del cambio climático!

Resumen:

La producción de energía renovable es necesaria para detener el cambio climático y revertir las pérdidas de biodiversidad asociadas. Sin embargo, la generación de las tecnologías e infraestructuras necesarias impulsará un aumento de la producción de muchos metales, creando nuevas amenazas mineras para la biodiversidad. En este artículo, trazamos un mapa de las zonas mineras y evaluamos su coincidencia espacial con los lugares y prioridades de conservación de la biodiversidad. La minería influye potencialmente en 50 millones de km2 de la superficie terrestre, de los cuales el 8% coincide con áreas protegidas, el 7% con áreas clave para la biodiversidad y el 16% con espacios naturales restantes. La mayoría de las zonas mineras (82%) están destinadas a materiales necesarios para la producción de energía renovable, y las zonas que coinciden con las áreas protegidas y los espacios naturales restantes contienen una mayor densidad de minas (nuestro indicador de la gravedad de la amenaza) en comparación con las zonas mineras que coinciden con otros materiales. Las amenazas de la minería a la biodiversidad aumentarán a medida que más minas se dirijan a materiales para la producción de energía renovable y, sin una planificación estratégica, estas nuevas amenazas a la biodiversidad pueden superar las que se evitan con la mitigación del cambio climático.


Según la FAO, La energías eólica, solar, geotérmica y de biomasa representan tan solo el 1.6% de la demanda energética.


Introducción

El cambio climático supone una grave amenaza para la biodiversidad. Para mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 2 °C y detener las pérdidas de biodiversidad asociadas, 140 naciones se comprometieron en el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático a reducir las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero en un 90% (respecto a los niveles de 2010) y alcanzar la neutralidad del carbono en 2100. La innovación en el sector de la energía es el ámbito en el que más se puede avanzar, pero dado que las energías renovables representan actualmente sólo el 17% del consumo mundial de energía, es necesario que se produzca un aumento significativo de la producción para eliminar el uso de combustibles fósiles. Sin embargo, la producción de energías renovables también es intensiva en materiales, mucho más que los combustibles fósiles, lo que significa que la producción futura también aumentará la demanda de muchos metales. Es poco probable que estas nuevas demandas se satisfagan desviando el uso de otros sectores o sólo con el reciclaje de materiales. Cuando las materias primas requeridas existen en países biodiversos que carecen de una sólida gobernanza de los recursos, como la segunda mayor reserva de litio intacta del mundo en el Salar de Uyuni de Bolivia -una zona biodiversa que actualmente no ha sido tocada por la minería - la minería plantea graves amenazas para las especies y los ecosistemas.


Figura: porcentaje de energía proveniente de fuentes renovables 2019


Los esfuerzos globales de conservación suelen ser ingenuos ante las amenazas que plantea el importante crecimiento de las energías renovables. Las infraestructuras de producción (por ejemplo, de parques eólicos y solares) tienen una huella espacial significativa y otros riesgos ambientales, pero potencialmente más amplias son las consecuencias directas e indirectas de las actividades mineras asociadas. Aunque algunas áreas protegidas (AP) impiden las actividades de extracción y prospección de minerales, más del 14% de las AP contienen minas de metales dentro de sus límites o en sus proximidades y las consecuencias para la biodiversidad pueden extenderse muchos kilómetros desde los emplazamientos mineros. Otras zonas que son cada vez más importantes para las futuras inversiones en conservación (como las Áreas Clave para la Biodiversidad), no están diseñadas para tener en cuenta la distribución de los recursos minerales y las presiones para extraerlos, ya que se centran únicamente en las necesidades de la biodiversidad. Los planes de conservación de estos lugares deben identificar y desarrollar estrategias para gestionar todas las amenazas importantes para la biodiversidad, con el fin de garantizar que la extracción de los materiales necesarios para la producción de energía renovable no sustituya simplemente las amenazas relacionadas con el cambio climático, mitigadas por la reducción del uso de combustibles fósiles.



Fig. 1: Zonas mineras mundiales y su densidad.


Aquí trazamos un mapa de densidad minera, es decir, el número de propiedades mineras en un radio de 50 km de cada celda de 1 km2), que indica la presión humana local y, por tanto, el riesgo potencial de extinción para muchas especies amenazadas, dentro de las áreas de solapamiento para determinar las diferencias entre las áreas mineras críticas y otras áreas mineras.


En esa figura, distinguimos las zonas destinadas a los materiales que, entre otros muchos usos en la sociedad actual, serán críticos para la producción de energía renovable (denominadas aquí zonas mineras críticas) de las destinadas a otros materiales (por ejemplo, combustibles fósiles y fertilizantes; denominadas otras zonas mineras).


Cuantificamos el solapamiento espacial de las zonas mineras con las áreas protegidas designadas a nivel nacional y los lugares considerados prioritarios para detener la pérdida de biodiversidad (áreas clave para la biodiversidad y espacios naturales restantes). Comparamos este solapamiento entre zonas mineras y no mineras (utilizando estas últimas como referencia); entre zonas mineras críticas y otras (para determinar las amenazas por la producción de energía renovable);


Fig. 2: Solapamiento entre la minería y la conservación de la biodiversidad.


Encontramos que las áreas mineras se solapan con las áreas de conservación y las prioridades y, aunque estas áreas no son más propensas a solaparse que otras áreas mineras, sus áreas que se solapan con las AP y los espacios naturales restantes sí contienen una mayor densidad minera.


Futuras amenazas de la minería para la biodiversidad

Es casi seguro que en el futuro el área global influenciada por la minería crecerá en extensión y densidad, y el aumento de la demanda de tecnologías e infraestructuras de energía renovable será probablemente uno de los factores que contribuyan a ello.


El aumento de la extensión y la densidad de las zonas mineras provocará, obviamente, amenazas adicionales para la biodiversidad, y nuestro análisis revela que una mayor proporción de minas destinadas a materiales para la producción de energías renovables puede agravar aún más las amenazas a la biodiversidad en algunas zonas (lo que se demuestra aquí por su mayor densidad minera dentro de las Áreas Clave para la Biodiversidad y los Espacios Naturales Remanentes a escala mundial).


Se necesita urgentemente una cuidadosa planificación estratégica para garantizar que las amenazas de la minería a la biodiversidad causadas por la producción de energías renovables no superen las amenazas evitadas por la mitigación del cambio climático y cualquier esfuerzo para frenar la extracción y el uso de combustibles fósiles. La pérdida y la degradación del hábitat amenazan actualmente a más del 80% de las especies en peligro de extinción, mientras que el cambio climático afecta directamente al 20%. Aunque todavía no podemos cuantificar las posibles pérdidas de hábitat asociadas a la futura explotación minera para las energías renovables (y compararlas con cualquier riesgo reducido de evitar el cambio climático), nuestros resultados ilustran que la pérdida de hábitat asociada podría ser un problema importante. A escala local, la minimización de estos impactos requerirá una evaluación y gestión eficaces del impacto ambiental. Es importante que todos los nuevos proyectos se adhieran estrictamente a los principios de la Jerarquía de Mitigación, en la que los impactos sobre la biodiversidad se evitan primero, siempre que sea posible, antes de permitir actividades de compensación en otros lugares. Si bien la compensación puede ayudar a superar algunos de los impactos previstos de la minería sobre la biodiversidad en algunos lugares, rara vez este enfoque logra resultados de Pérdida Neta nula de forma universal.


Es urgente comprender la magnitud de los riesgos de la minería para la biodiversidad (el cambio climático y los esfuerzos por evitarlo) y tenerlos en cuenta estratégicamente en los planes y políticas de conservación. Sin embargo, ninguna de estas posibles compensaciones se tiene seriamente en cuenta en las políticas climáticas internacionales, ni tampoco se abordan las nuevas amenazas de la minería en los debates globales en torno al Plan Estratégico de las Naciones Unidas para la Biodiversidad posterior a 2020. Las acciones necesarias incluyen el fortalecimiento de las políticas para evitar las consecuencias negativas de la minería en lugares fundamentalmente importantes para los resultados de la conservación, y el desarrollo de los planes de paisaje necesarios que aborden explícitamente las amenazas actuales y futuras de la minería. Estas acciones también deben estar respaldadas por un importante esfuerzo de investigación para superar los actuales déficits de conocimiento. Se requiere una comprensión sistemática de las consecuencias espacialmente explícitas (en lugar de las amenazas potenciales, como se ha investigado aquí) de diversas actividades mineras sobre características específicas de la biodiversidad, incluidas las que se dan en los sistemas marinos y a distintas distancias de los emplazamientos mineros (en lugar de a una distancia predefinida de 50 km, como se ha hecho aquí).


Nota de Climaterra: La traducción fue editada para su mejor comprensión.

 

Más sobre el tema:

  • Materiales usados para construir un generador de energía eólica - aquí

  • Carrera hacia el fondo: la desastrosa estampida minera hacia las profundidades del mar - aquí

  • La minería del fondo marino trae consigo riquezas minerales y el riesgo de una extinción masiva - aquí

  • Los costes ocultos de la energía solar fotovoltaica -aqui

  • La gran aceleración del antropoceno: el planeta al límite - aquí

  • Por qué usar metales raros para limpiar el planeta es una solución de muy alto precio - aquí

  • La presión sobre el agua, un aspecto olvidado de la transición energética - aquí

  • Un estudio de Stanford pone en duda la captura de carbono - aquí

  • La "nueva economía energética": Un ejercicio de pensamiento mágico - aquí

  • Los costes ocultos de la minería del cobalto - aquí

  • Una planta de energía "renovable" de biomasa es el mayor emisor de CO2 del Reino Unido - aquí

  • Minerales raros: Reutilización y sustitución de recursos críticos - aquí

  • Por qué usar metales raros para limpiar el planeta es una solución de muy alto precio - aquí

  • Trabajo infantil, derrames tóxicos: el precio que podríamos pagar por un futuro más verde - aquí

  • La producción de energía renovable exacerbará las amenazas a la biodiversidad - aquí

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram