• Homo consciens

¿Quién es el dueño del mundo? Blackrock y Vanguard


Fuente: Organic Consumers - Se traduce parte del artículo - 8 de noviembre de 2021


Hasta hace poco, parecía que la competencia económica había estado impulsando el ascenso y la caída de las pequeñas y grandes empresas en todo Estados Unidos. Supuestamente, PepsiCo es el competidor de Coca Cola, Apple y Android compiten por su lealtad y las compañías farmacéuticas luchan por sus dólares de atención médica. Sin embargo, todo eso resulta ser una ilusión.


Desde mediados de la década de 1970, dos corporaciones -Vanguard y Blackrock- han engullido a la mayoría de las empresas del mundo, destruyendo de hecho el mercado competitivo en el que se ha basado la fortaleza de Estados Unidos, dejando sólo falsas apariencias.


Fuente: Kontrainfo


De hecho, la economía global puede ser el mayor truco de ilusión que se haya hecho a los ojos de la gente de todo el mundo. Para entender lo que realmente está sucediendo, vea el documental de Tim Gielen de una hora de duración, "MONOPOLY: Quien es el dueño del mundo?".


Dominación corporativa

Como señala Gielen, que narra la película, un puñado de megacorporaciones -empresas de inversión privadas- dominan todos los aspectos de nuestras vidas; todo lo que comemos, bebemos, vestimos o utilizamos de una forma u otra. Estas empresas de inversión son tan enormes que controlan el flujo de dinero en todo el mundo. Entonces, ¿cómo funciona este esquema?


Aunque parece que hay cientos de marcas que compiten en el mercado, como las muñecas rusas, las empresas matrices más grandes son propietarias de múltiples marcas más pequeñas. En realidad, todas las marcas de alimentos envasados, por ejemplo, son propiedad de una docena de empresas matrices más grandes.


Pepsi Co. es propietaria de una larga lista de marcas de alimentos, bebidas y aperitivos, al igual que Coca-Cola, Nestlé, General Mills, Kellogg's, Unilever, Mars, Kraft Heinz, Mondelez, Danone y Associated British Foods. Juntas, estas empresas matrices monopolizan la industria de los alimentos envasados, ya que prácticamente todas las marcas de alimentos disponibles pertenecen a una de ellas.




Estas empresas cotizan en bolsa y están dirigidas por consejos de administración, donde los mayores accionistas tienen poder sobre la toma de decisiones. Aquí es donde la cosa se pone interesante, porque cuando se busca quiénes son los mayores accionistas, se encuentra otro monopolio más.


Aunque los principales accionistas pueden cambiar de vez en cuando, en función de las acciones compradas y vendidas, hay dos empresas que figuran sistemáticamente entre los principales accionistas institucionales de estas empresas matrices: The Vanguard Group Inc. y Blackrock Inc.


Pepsi y Coca-Cola - Un ejemplo

Por ejemplo, aunque hay más de 3.000 accionistas en Pepsi Co., las participaciones de Vanguard y Blackrock representan casi un tercio de todas las acciones. De los 10 principales accionistas de Pepsi Co., los tres primeros, Vanguard, Blackrock y State Street Corporation, poseen más acciones que los siete restantes.


Ahora, veamos Coca-Cola Co., el principal competidor de Pepsi. ¿Quién posee Coca-Cola? Al igual que en el caso de Pepsi, la mayoría de las acciones de la empresa están en manos de inversores institucionales, que son 3.155 (en el momento de la realización del documental).


Como se muestra en la película, tres de los cuatro principales accionistas institucionales de Coca-Cola son idénticos a los de Pepsi: Vanguard, Blackrock y State Street Corporation. El accionista número 1 de Coca-Cola es Berkshire Hathaway Inc (su dueño es Warren Buffet).


Estas cuatro -Vanguard, Blackrock, State Street y Berkshire Hathaway- son las cuatro mayores empresas de inversión del planeta. "Por lo tanto, Pepsi y Coca-Cola son todo menos competidores", dice Gielen. Y lo mismo ocurre con las demás empresas de alimentos envasados. Todas son propiedad del mismo pequeño grupo de accionistas institucionales.


Monopolio de las grandes empresas tecnológicas

El monopolio de estas empresas de inversión no queda relegado al sector de la alimentación envasada. También se encuentran dominando prácticamente todas las demás industrias. Por ejemplo, las grandes empresas tecnológicas. Entre las 10 mayores empresas tecnológicas encontramos a Apple, Samsung, Alphabet (empresa matriz de Google), Microsoft, Huawei, Dell, IBM y Sony.


Aquí, encontramos la misma configuración de muñeca rusa. Por ejemplo, Facebook es dueña de Whatsapp e Instagram. Alphabet es dueña de Google y de todos los negocios relacionados con Google, incluyendo YouTube y Gmail. También es el mayor desarrollador de Android, el principal competidor de Apple. Microsoft es dueña de Windows y Xbox. En total, cuatro empresas matrices producen el software que utilizan prácticamente todos los ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes del mundo. ¿Quiénes son, pues, sus propietarios? He aquí una muestra:


- Facebook - Más del 80% de las acciones de Facebook están en manos de inversores institucionales, y los principales poseedores institucionales son los mismos que se encuentran en la industria alimentaria: Vanguard y Blackrock son los dos primeros, a finales de marzo de 2021. State Street Corporation es el quinto mayor accionista


- Apple - Los cuatro principales inversores institucionales son Vanguard, Blackrock, Berkshire Hathaway y State Street Corporation


- Microsoft - Los tres principales accionistas institucionales son Vanguard, Blackrock y State Street Corporation


Si se sigue repasando la lista de marcas tecnológicas -empresas que fabrican ordenadores, teléfonos inteligentes, aparatos electrónicos y electrodomésticos- se encontrará repetidamente con Vanguard, Blackrock, Berkshire Hathaway y State Street Corporation entre los principales accionistas.


El mismo pequeño grupo es dueño de todo lo demás

La misma tendencia de propiedad existe en todas las demás industrias. Gielen ofrece otro ejemplo para demostrar que esta afirmación no es una exageración:


"Digamos que queremos planificar unas vacaciones. En nuestro ordenador o teléfono inteligente, buscamos un vuelo baratoa través de sitios web como Skyscanner y Expedia, ambos propiedad del mismo grupo de inversores institucionales [Vanguard, Blackrock y State Street Corporation].


Volamos con una de las muchas aerolíneas [American Airlines, Air France, KLM, United Airlines, Delta y Transavia] de las que la mayoría de las acciones suelen ser propiedad de los mismos inversores ...


La aerolínea en la que volamos es, en la mayoría de los casos, un Boeing o un Airbus. De nuevo, vemos a los mismos [accionistas institucionales]. Buscamos un hotel o un apartamento a través de Bookings.com o AirBnB.com. Una vez que llegamos a nuestro destino, salimos a cenar y escribimos una reseña en Trip Advisor. Los mismos inversores están en la base de todos los aspectos de nuestro viaje.


Y su poder va mucho más allá, porque hasta el queroseno que alimenta el avión procede de una de sus muchas compañías petroleras y refinerías. Al igual que el acero del que está hecho el avión procede de una de sus muchas empresas mineras.


Este pequeño club de empresas de inversión, bancos y fondos de inversión, son también los mayores accionistas de las industrias primarias, de donde provienen nuestras materias primas."


Lo mismo ocurre con la industria agrícola de la que depende la industria alimentaria mundial, y con cualquier otra industria importante. Estos inversores institucionales son dueños de Bayer, el mayor productor de semillas del mundo; son dueños de los mayores fabricantes de textiles y de muchas de las mayores empresas de ropa.


Son dueños de las refinerías de petróleo, de los mayores productores de paneles solares y de las industrias automovilística, aeronáutica y armamentística. Poseen todas las grandes compañías de tabaco, y también todas las grandes compañías farmacéuticas e institutos científicos. También son dueños de los grandes almacenes y de los mercados en línea como eBay, Amazon y AliExpress.


Incluso son dueños de los métodos de pago que utilizamos, desde las compañías de tarjetas de crédito hasta las plataformas de pago digital, así como de las compañías de seguros, los bancos, las empresas de construcción, las compañías telefónicas, las cadenas de restaurantes, las marcas de cuidado personal y las marcas de cosméticos.


No importa el sector en el que nos fijemos, los principales accionistas, y por lo tanto quienes toman las decisiones, son los mismos: Vanguard, Blackrock, State Street y/o Berkshire Hathaway. En prácticamente todas las grandes empresas, se encuentran estos nombres entre los 10 principales inversores institucionales.


¿Quiénes son los propietarios de las empresas de inversión del mundo?

Al profundizar en el tema, descubrimos que estas grandes empresas de inversión son, a su vez, propiedad de su propio grupo de accionistas. Una de las cosas más sorprendentes de este esquema es que los inversores institucionales -y hay muchos más que los cuatro principales en los que nos hemos centrado aquí- también se poseen entre sí. Todos son accionistas de las empresas de los demás.


"Juntos, forman una inmensa red que podemos comparar con una pirámide", afirma Gielen. Los inversores institucionales más pequeños, como Citibank, ING y T. Rowe Price, son propiedad de empresas de inversión más grandes, como Northern Trust, Capital Group, 3G Capital y KKR.


Estos inversores, a su vez, son propiedad de empresas de inversión aún más grandes, como Goldman Sachs y Wellington Market, que a su vez son propiedad de empresas aún más grandes, como Berkshire Hathaway y State Street. En la cúspide de la pirámide -la mayor muñeca rusa de todas- se encuentran Vanguard y Blackrock.


"El poder de estas dos empresas es algo que apenas podemos imaginar", afirma Gielen. "No sólo son los mayores inversores institucionales de todas las empresas importantes del planeta, sino que también son dueños de los otros inversores institucionales de esas empresas, lo que les da un monopolio total".


Gielen cita datos de Bloomberg, que muestran que para 2028, se espera que Vanguard y BlackRock gestionen colectivamente 20 billones de dólares en inversiones. En el proceso, poseerán casi todo en el planeta Tierra.


BlackRock - El cuarto poder del gobierno

Bloomberg también se ha referido a BlackRock como la "cuarta rama del gobierno", debido a su estrecha relación con los bancos centrales. De hecho, BlackRock presta dinero al banco central, la reserva federal, y es su principal asesor.


Decenas de empleados de BlackRock han ocupado altos cargos en la Casa Blanca bajo las administraciones de Bush, Obama y Biden. BlackRock también desarrolló el sistema informático que utilizan los bancos centrales.


¿Quién es el dueño de BlackRock?

Aunque Larry Fink es la figura de BlackRock, al ser su fundador, presidente y director general, no es el único que toma las decisiones, ya que BlackRock también es propiedad de los accionistas. Aquí encontramos otra curiosidad, ya que el mayor accionista de BlackRock es Vanguard.


"Aquí es donde se pone oscuro", dice Gielen. Vanguard tiene una estructura única que nos impide ver quiénes son los verdaderos accionistas. "La élite propietaria de Vanguard no quiere que nadie sepa que son los propietarios de la empresa más poderosa del planeta". Aun así, si se indaga lo suficiente, se pueden encontrar pistas sobre quiénes son estos propietarios.


Es de esperar que los propietarios de la empresa más rica y poderosa de la Tierra estén entre los individuos más ricos del planeta. En 2016, Oxfam informó que la riqueza combinada del 1% más rico del mundo era igual a la riqueza del 99% restante. En 2018, se informó que las personas más ricas del mundo obtienen el 82% de todo el dinero ganado en todo el mundo en 2017.


En realidad, podemos suponer que los propietarios de Vanguard se encuentran entre el 0,001% de las personas más ricas del planeta. Según Forbes, en marzo de 2020 había 2.075 multimillonarios en el mundo. Gielen cita datos de Oxfam que muestran que dos tercios de los multimillonarios obtuvieron sus fortunas a través de la herencia, el monopolio y/o el amiguismo.


"Esto significa que Vanguard está en manos de las familias más ricas del planeta", afirma Gielen. Entre ellas se encuentran los Rothschild, la familia DuPont, los Rockefeller, la familia Bush y la familia Morgan, por nombrar algunas.


Muchos pertenecen a linajes reales y son los fundadores de nuestro sistema bancario central, de las Naciones Unidas y de casi todas las industrias del planeta. Gielen va aún más lejos en su documental, por lo que recomiendo encarecidamente verlo en su totalidad. Aquí sólo he resumido una pequeña parte de toda la película.


Un golpe de estado financiero

Hablando de los banqueros centrales, recientemente entrevisté a la gurú de las finanzas Catherine Austin Fitts, y ella cree que son los banqueros centrales los que están en el corazón de la toma de posesión global que estamos viendo actualmente. Su control es tan grande que pocas empresas tienen la capacidad de enfrentarse a ellos.


"Creo que [los banqueros centrales] dependen realmente de la red inteligente y de la tecnología para ayudarles a dar los últimos pasos del control financiero, que es lo que creo que están presionando", dijo.


"Lo que hemos visto es un tremendo esfuerzo por llevar a la población y a los gobiernos a la bancarrota para que sea mucho más fácil para los banqueros centrales tomar el control. Eso es lo que he estado escribiendo desde 1998, que esto es un golpe de estado financiero. Ahora el golpe de estado financiero se está consolidando. Y si pueden conseguir los pasaportes digitales y la CBDC [moneda digital del banco central], entonces será capaz de sacar los impuestos de nuestras cuentas y tomar nuestros activos. Así que esto es un verdadero golpe de estado".


¿Por qué nunca se menciona esto en los medios de comunicación?


Todos los días podemos elegir entre todo tipo de documentales y programas de televisión, pero ninguno de ellos trata este tema. ¿No es lo suficientemente interesante o hay otros intereses en juego?



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram