• Homo consciens

El contaminante de Erin Brockovich y el auge del auto eléctrico




Fuente: The Guardian - Por Febriana Firdaus en la isla de Obi y Tom Levitt -

19 de febrero de 2022


Una investigación de AGuardian sobre la minería del níquel y la industria de los vehículos eléctricos ha encontrado pruebas de que una fuente de agua potable cercana a una de las mayores minas de níquel de Indonesia está contaminada con niveles inseguros de cromo hexavalente (Cr6), la sustancia química cancerígena más conocida por su papel en la historia y la película Erin Brockovich.


La investigación también encontró pruebas que sugieren niveles elevados de infecciones pulmonares entre las personas que viven cerca de la mina.


En los últimos años se ha producido una carrera entre empresas mineras para hacerse con el control de las mayores reservas de níquel del mundo en Indonesia.


El níquel, componente esencial de las baterías de los vehículos eléctricos, podría aportar una riqueza transformadora a un país en el que la Covid ha hecho que el número de personas en situación de pobreza ascienda al 10,19%.


Sin embargo, los habitantes de la remota isla de Obi, que recientemente se ha convertido en el hogar de una de las mayores minas de níquel de Indonesia, sólo quieren agua limpia y segura.


A diferencia de otros minerales utilizados para alimentar los vehículos eléctricos, como el cobalto y el litio, que se han relacionado con daños medioambientales y abusos de los derechos humanos, la cadena de suministro del níquel no ha sido investigada hasta ahora.


Las empresas mineras que operan en la isla de Obi afirman que sus trabajos no suponen una amenaza para las comunidades locales. Sin embargo, en el pueblo de Kawasi, la gente tiene miedo.


Un habitante del pueblo, Richard*, dice que desde que llegó la mina el agua se ha vuelto peligrosa para beber.


"En el pasado, antes de que existiera la empresa, aunque vivíamos sin electricidad, estábamos seguros. Ahora tenemos miedo", dice Richard*. Las muestras de agua tomadas por The Guardian cerca de Kawasi y analizadas en laboratorios certificados por el gobierno sugieren altos niveles de contaminación por cromo hexavalente (Cr6), una sustancia química cancerígena.


Los habitantes del pueblo también afirman que, desde la llegada de la mina, la gente ha enfermado.


La clínica de parteras del pueblo informó a The Guardian de más de 900 casos de infecciones respiratorias agudas (IRA) potencialmente mortales entre los aproximadamente 4.000 residentes de Kawasi en 2020. Más de la mitad de los casos se registraron en recién nacidos o en niños de cuatro años o menos.


Según las autoridades sanitarias indonesias, la prevalencia de las IRA en Kawasi era de algo menos del 20% en 2020, frente a una media nacional del 9%. Aparte de la clínica de comadronas, no había ningún centro de salud local activo en el pueblo cuando The Guardian lo visitó.


"La diferencia [desde que empezó la minería] es enorme. La playa seguía limpia, el mar no estaba tan turbio ni rojo. La gente todavía pescaba delante de sus casas", dice una enfermera que vive en el pueblo desde 2009, antes de que la mina empezara a funcionar. "La tendencia al aumento de los casos de IRA comenzó al mismo tiempo que la exploración [minera]", añade la enfermera.


"Sigo pensando: ¿hay algún futuro para los niños?", dice María*, que creció en la aldea.


Dada su extrema lejanía, no es de extrañar que pocos activistas o periodistas hayan visitado la isla de Obi para hablar con sus habitantes hasta ahora. Desde la capital, Yakarta, se necesitan tres horas y media de vuelo, una noche en barco y otras dos horas en el mar para llegar al puerto de Kawasi.

La carrera por el cobalto corre el riesgo de convertirlo de metal milagroso en sustancia mortal - aquí

Los edificios de madera contrachapada y las esporádicas luces de las calles de Kawasi no podrían estar más alejados de los ostentosos escaparates de la ciudad que aclaman un viaje sin combustibles fósiles.


Al desembarcar se oye el constante chirrido de las grúas que distribuyen sus cargas en las ajetreadas operaciones mineras. La mina, con un valor de 1.000 millones de dólares, es propiedad del grupo indonesio Harita y de la empresa china Lygend Mining, y en ella se extrae y procesa níquel para su uso en baterías de vehículos eléctricos.


El productor chino de componentes para baterías GEM ha firmado un acuerdo para comprar níquel a la empresa, PT Halmahera Persada Lygend. GEM suministra componentes de baterías a muchos de los principales fabricantes de baterías para vehículos eléctricos del mundo, incluida la empresa china CATL, que controla alrededor del 30% del mercado mundial de baterías.


Los beneficiarios finales serán probablemente muchas de las marcas de vehículos eléctricos más conocidas, ya que el níquel de estas minas se utilizará para producir baterías que podrían acabar en los coches vendidos por Mercedes-Benz y Volkswagen (VW).


El auge de los precios del níquel y la "carrera armamentística de las baterías" han provocado una carrera por la explotación de las minas, pero se teme que la supervisión reglamentaria no esté a la altura del ritmo de desarrollo.


"Ellos [el gobierno indonesio] están tratando de eliminar la burocracia para hacer que la industria sea más atractiva para la inversión, pero sin evaluaciones ambientales adecuadas, podría ser arriesgado dado el camino que lleva la industria", dice el experto indonesio en minería de níquel Steven Brown.


Pedir cuentas a las empresas mineras y a la cadena de suministro por la contaminación es difícil, afirma Matthew Baird, abogado ambientalista radicado en el sudeste asiático, especialmente cuando puede haber múltiples fuentes de contaminación.


"Estas grandes explotaciones mineras se encuentran en gran medida en zonas muy inaccesibles y en las que funcionan de facto como una 'ciudad empresarial' del gobierno local", afirma. "Las empresas mineras pueden culpar a otros problemas y todo eso puede ser correcto, pero como están allí, es probable que estén contribuyendo al problema".


Cerca del pueblo de Kawasi, las muestras de agua recogidas por The Guardian en una fuente situada a menos de 200 metros del emplazamiento minero y analizadas en laboratorios certificados por el gobierno sugieren altos niveles de contaminación por el cancerígeno Cr6: 60 partes por billón (ppb). El nivel máximo de contaminación permitido por la ley en Indonesia es de 50 ppb.


El Cr6 puede causar daños en el hígado, problemas reproductivos y daños en el desarrollo cuando se ingiere o se inhala. La exposición a largo plazo a través del agua potable también se ha relacionado con el cáncer de estómago. Se ha demostrado que la presencia de Cr6 en el agua potable puede ser el resultado de procesos industriales.


La fuente de la que se tomaron las muestras de The Guardian sale de las rocas por encima de Kawasi; los aldeanos afirman que es su única fuente de agua para beber, bañarse y lavar frutas y verduras.


"Los impactos de este [tipo de] minería son persistentes, a largo plazo y en cierto modo sutiles. No se trata de una gran falla catastrófica. Se trata de impactos persistentes y sutiles a largo plazo, tipo Erin Brockovich, para los que el sistema regulador no está necesariamente preparado", afirma Baird.


En respuesta a las preguntas de The Guardian, Halmahera Persada Lygend dijo que la IRA era común en los países en desarrollo, especialmente en las regiones tropicales. La solución pasa por una nutrición adecuada de los niños desde el vientre materno, una higiene adecuada en los hogares y una mayor concienciación a través de la educación.


En respuesta a las acusaciones de niveles inseguros de Cr6, la empresa dijo que las pruebas que había realizado en el agua del manantial de Kawasi entre 2013 y 2021 mostraban que cumplía las normas de calidad del agua establecidas por el gobierno, con resultados de contenido de Cr6 en el rango de 5 a 40 ppb. Dijo que sus pruebas habían demostrado que no había ningún vertido de Cr6 de su sistema ni impacto en la calidad del agua de los manantiales de Kawasi.


Brown afirma que las minas de Indonesia sólo están obligadas a comprobar la presencia de cromo (Cr6 y Cr6+) una vez al mes y que probablemente aún no sean plenamente conscientes de los riesgos.


Halmahera Persada Lygend dijo que los impactos positivos y negativos de sus proyectos habían sido evaluados en un análisis de impacto ambiental, que ha sido revisado y aprobado por el gobierno. También dijo que las oficinas de medio ambiente provinciales y de distrito realizaban periódicamente inspecciones de las instalaciones para revisar las operaciones de la empresa y tomar muestras para analizarlas si era necesario.


SOLUCIONES TECNOLÓGICAS

  • La COP26 fue un fracaso por basarse en la ficción de que la tecnología resolverá el cambio climático - aquí

  • Una planta de energía "renovable" de biomasa es el mayor emisor de CO2 del Reino Unido - aquí

  • La carrera por el cobalto corre el riesgo de convertirlo de metal milagroso en sustancia mortal - aquí

  • Desplazar el carbón por la madera para la generación de energía empeorará el cambio climático - aquí

  • Los costes ocultos de la energía solar fotovoltaica - aquí

  • Materiales usados para construir un generador de energía eólica - aquí

  • Nada "bio" en los biocombustibles para aviones: pueden contaminar más que el querosén - aquí

  • Por qué usar metales raros para limpiar el planeta es una solución de muy alto precio - aquí

  • La presión sobre el agua, un aspecto olvidado de la transición energética - aquí

  • Un estudio de Stanford pone en duda la captura de carbono - aquí

  • La realidad de las promesas de las tecnologías de captura de carbono - aquí

  • La nueva tecnología de captura de CO₂ no es la solución mágica contra el cambio climático - aquí

  • La crisis climática requiere una nueva cultura y política, no sólo nueva tecnología - aquí

  • La "nueva economía energética": Un ejercicio de pensamiento mágico - aquí

  • Las energías "verdes" para frenar el cambio climático amenazan a la biodiversidad -aquí

  • ¿Cuánto carbono absorben los bosques? - aquí

  • Los árboles reducen la temperatura de la superficie terrestre en las ciudades hasta 12°C - aquí

  • Muchos bosques sobrecalentados podrían pronto liberar más carbono del que absorben - aquí -

  • Dicen que la quema de madera para generar energía es "neutra en carbono". ¿Es eso cierto? - aquí



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram