• Homo consciens

Las 10.000 páginas de alerta roja de la ONU sobre el cambio climático



Fuente: Phys - por Amélie Bottollier-Depois - 4 de abril de 2020


Las pruebas científicas han eliminado cualquier duda persistente de que la actividad humana es "inequívocamente" responsable del calentamiento global, afirma el IPCC.

La aceleración del calentamiento global está provocando una marea creciente de impactos que podrían causar una profunda miseria humana y un desastre ecológico, y sólo hay una manera de evitar la catástrofe: reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.


A lo largo de 10.000 páginas, estas son las principales conclusiones de un trío de informes de la ONU sobre el cambio climático publicados en agosto de 2021, febrero de 2022 y el lunes. Los tres tomos -cada uno con su propia lista de cientos de autores- se centran en la ciencia física, los impactos y la necesidad de adaptación y, por último, cómo reducir la contaminación por carbono.


Será la sexta trilogía de este tipo desde que el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) presentó su primer informe en 1990 y se posicionó como la última palabra sobre la ciencia del calentamiento global.


He aquí cinco conclusiones clave de los tres informes:


1 - Más allá de toda duda

Independientemente de lo que digan los escépticos del clima, las pruebas científicas han eliminado cualquier duda persistente de que la actividad humana es "inequívocamente" responsable del calentamiento global, que ha hecho que el planeta se caliente una media de 1,1 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.


La concentración atmosférica de CO2 -el principal motor del calentamiento, emitido principalmente por la quema de combustibles fósiles- aumentó al menos 10 veces más rápido entre 1900 y 2019 que en cualquier otro momento de los últimos 800.000 años, y se encuentra en su punto más alto en dos millones de años. (Nota de Climaterra: hay estudios que indican que nos estamos acercando a los valores más altos en 15 millones de años, y el ritmo de emisión es el mayor en 66 millones de años)



Figura: Niveles de CO2 de los últimos 800 mil años - Fuente: NASA

El Acuerdo de París de 2015 exige limitar el calentamiento global "muy por debajo" de 2C, y de 1,5C si es posible.


2 - ¿Adiós a 1,5C?

El Acuerdo de París de 2015 exige limitar el calentamiento global "muy por debajo" de 2ºC, y de 1,5ºC si es posible. Un crescendo de impactos mortales que ya se están sintiendo y una serie de nuevos datos científicos han llevado a la mayoría de los países a adoptar el objetivo más ambicioso.


Pero el objetivo puede estar fuera de alcance.


En todas las proyecciones del IPCC para un futuro habitable, la temperatura media de la superficie de la Tierra aumenta en 1,5ºC o 1,6ºC en torno a 2030, una década antes de lo que se estimaba hace sólo unos años.


En teoría, será posible limitar el aumento de la temperatura por debajo del umbral de 1,5ºC para finales de siglo, pero incluso un "rebasamiento" temporal podría causar daños irreversibles a los frágiles ecosistemas de los polos, las montañas y las zonas costeras.


La probabilidad de mantenerse por debajo de 2 °C de calentamiento es del 5% - aquí
Quedan pocos escenarios realistas para limitar el calentamiento global a 1,5ºC - aquí
¿Cuándo se cruzarán los diferentes niveles de temperatura? 1.5°, 2°, 3°C - aquí
En la actual trayectoria: 1.5°C para 2030 y 2°C para 2040 - aquí
El límite del 1,5ºC de calentamiento global no es imposible, pero sin acción política pronto lo será - aquí

Si los países no mejoran los compromisos de reducción de emisiones hasta 2030, asumidos en el tratado de París, incluso mantenerse por debajo de los 2C será un serio desafío. Las políticas nacionales actuales harían que la Tierra se calentara 3,2C en 2100.


3 - Avalancha de sufrimiento

Las consecuencias devastadoras del cambio climático, que antes eran un problema lejano, se han convertido en una realidad actual. Casi la mitad de la población mundial -entre 3.300 y 3.600 millones de personas- es "muy vulnerable" a los efectos mortales del calentamiento global, que seguramente empeorarán.


Olas de calor tan extremas que literalmente serán invivibles; supertormentas más mortales por una atmósfera anegada y la subida del mar; sequía, escasez de agua, más mosquitos y garrapatas portadores de enfermedades...


Estos y otros impactos se agravarán y afectarán de forma desproporcionada a las poblaciones más vulnerables de la Tierra, incluidos los pueblos indígenas.


Cientos de millones de personas podrían verse obligadas a abandonar sus hogares debido a que el nivel del mar, empujado principalmente por el deshielo de Groenlandia y la Antártida, seguirá subiendo durante el próximo siglo, independientemente de la rapidez con la que la humanidad reduzca sus emisiones.


Incluso si el calentamiento global se limita a 2ºC, los océanos podrían ganar medio metro para 2100 y dos metros para 2300, el doble de lo estimado por el IPCC para 2019.

Más de mil millones de personas deberán afrontar desplazamientos para 2050 - aquí
Millones de personas podrían ser desplazadas por escasez de agua en 10 años - aquí
La escasez de agua podría afectar a 5.000 millones de personas para 2050, según la ONU - aquí
Los científicos temen una "cascada" global de impactos climáticos para 2030 - aquí
Riesgos e impactos climáticos para los próximos 20 a 30 años por Chathman House - aquí

4. La única opción que queda

El IPCC insiste en que no ofrece recomendaciones, sino sólo información de fondo y opciones políticas para que los responsables de la toma de decisiones puedan hacer las elecciones adecuadas para garantizar un "futuro habitable" para el planeta y sus habitantes.


Pero todos los caminos que conducen a un mundo de 1,5ºC o incluso de 2ºC "implican reducciones rápidas y profundas, y en la mayoría de los casos inmediatas, de las emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores", incluidos la industria, el transporte, la agricultura, la energía y las ciudades.


Según el IPCC, para alcanzar esos objetivos de temperatura será necesario reducir masivamente el uso de combustibles fósiles: un 90%, un 25% y un 40% menos de carbón, gas y petróleo, respectivamente, para 2050, y un 90%, un 40% y un 80% menos para 2100.


Para más información sobre este gráfico ver aquí


El uso de plantas de carbón que no utilizan tecnología de captura de carbono para compensar parte de su contaminación para generar energía debe disminuir entre un 70 y un 90 por ciento en un plazo de ocho años.


Para 2050, prácticamente toda la generación de electricidad deberá estar libre de carbono si se quieren alcanzar los objetivos de temperatura de París.


5. Puntos de inflexión

El nuevo trío de informes del IPCC destaca como nunca antes el peligro de los "puntos de inflexión", umbrales de temperatura en el sistema climático que, una vez superados, podrían provocar un cambio catastrófico e irreversible.

Puntos de inflexión climáticos: demasiado riesgosos para apostar en contra - aquí
Los puntos de inflexión de la Tierra podrían estar más cerca de lo que creemos - aquí

La buena noticia es que parece que nos hemos alejado de los escenarios de emisiones de origen humano que podrían por sí mismos dar lugar a un mundo de 4ºC o 5ºC. La mala noticia es que los escenarios de puntos de inflexión de "baja probabilidad/alto impacto" en la naturaleza podrían llevarnos igualmente a ese punto.


La desintegración de las capas de hielo, que elevaría el nivel de los océanos una docena de metros o más; el derretimiento del permafrost, que contiene vastas reservas de los mismos gases de efecto invernadero que estamos tratando desesperadamente de mantener fuera de la atmósfera; la transformación de la cuenca del Amazonas de bosque tropical a sabana, todo ello podría ser desencadenado por un calentamiento global adicional.


¿Dónde están esos desencadenantes? Los científicos no están seguros, pero sí saben que el riesgo es mucho mayor en un mundo que se ha calentado 2ºC por encima de los niveles del siglo XIX que en uno que se ha calentado 1,5ºC.


Por encima de 2,5C, el riesgo es "muy alto".


 

Algunas conclusiones del informe del grupo de trabajo 3 del IPCC:


  • El carbón debe ser eliminado de forma efectiva si el mundo quiere mantenerse dentro de 1,5ºC, y las nuevas infraestructuras de combustibles fósiles actualmente planificadas harían que el mundo superara los 1,5ºC.

  • Las emisiones de metano deben reducirse en un tercio.

  • Será necesario cultivar bosques y preservar los suelos, pero la plantación de árboles no puede ser suficiente para compensar las emisiones continuas de los combustibles fósiles.

  • La inversión en el cambio hacia un mundo con bajas emisiones de carbono es aproximadamente seis veces menor de lo que debería ser.

  • Todos los sectores de la economía mundial, desde la energía y el transporte hasta los edificios y los alimentos, deben cambiar drástica y rápidamente, y se necesitarán nuevas tecnologías, como el combustible de hidrógeno y la captura y el almacenamiento de carbono.

Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram