• Homo consciens

Los bosques no pueden soportar todos los planes de emisiones netas cero



Fuente: The Conversation - 5 de noviembre de 2021

Las empresas y los países esperan que la naturaleza compense demasiado carbono

Autores

Doreen Stabinsky - Profesora de Política Ambiental Global, College of the Atlantic

Kate Dooley - Investigadora, Climate & Energy College, Universidad de Melbourne


Las empresas, las ciudades y los países se comprometen a reducir sus emisiones netas para proteger el clima. Pero la mayoría de estos compromisos se basan en la plantación de árboles o en la protección de los bosques o las tierras de cultivo para absorber parte de sus emisiones.


Esto plantea dos cuestiones: ¿Puede la naturaleza hacer frente a las expectativas? Y, lo que es más importante, ¿se debe esperar que lo haga?


Llevamos años participando en las negociaciones internacionales sobre el clima y en la investigación sobre el clima de la tierra y los bosques. Las investigaciones y los compromisos de las empresas sugieren hasta ahora que la respuesta a estas preguntas es no.


¿Qué es el cero neto?

Cero neto es el punto en el que todo el dióxido de carbono que siguen emitiendo las actividades humanas, como el funcionamiento de las centrales eléctricas de combustibles fósiles o la conducción de vehículos de gas, se equilibra con la eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera. Dado que el mundo no dispone todavía de tecnologías capaces de eliminar el dióxido de carbono del aire a una escala relevante para el clima, esto significa que hay que confiar en la naturaleza para la eliminación del dióxido de carbono.

La COP26 fue un fracaso por basarse en la ficción de que la tecnología resolverá el cambio climático - aquí
Científicos del clima: el concepto de cero neto es una trampa peligrosa - aquí

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, las emisiones globales de dióxido de carbono tendrán que llegar a cero en términos netos al menos a mediados de siglo para que el mundo tenga siquiera una pequeña posibilidad de limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius un objetivo del acuerdo climático de París para evitar los peores impactos del cambio climático.


El problema del cero neto, por supuesto, radica en su aparente simplicidad.


El potencial de la naturaleza y sus límites

El cambio climático se debe en gran medida a las emisiones acumuladas: el dióxido de carbono se acumula en la atmósfera y permanece allí durante cientos o miles de años, atrapando el calor cerca de la superficie de la Tierra.


La naturaleza ha recibido mucha atención por su capacidad de eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera y almacenarlo en la biosfera, como en los suelos, las praderas, los árboles y los manglares, a través de la fotosíntesis. También es una fuente de emisiones de dióxido de carbono a través de la deforestación, la degradación de la tierra y los ecosistemas y las prácticas agrícolas. Sin embargo, los cambios adecuados en las prácticas de gestión de la tierra pueden reducir las emisiones y mejorar el almacenamiento de carbono.


Las propuestas de "cero" cuentan con la búsqueda de formas para que estos sistemas tomen más carbono del que ya absorben.




Los investigadores calculan que la naturaleza podría eliminar anualmente 5 gigatoneladas de dióxido de carbono del aire y evitar otras 5 gigatoneladas mediante el cese de las emisiones procedentes de la deforestación, la agricultura y otras fuentes.


Esta cifra de 10 gigatoneladas se ha citado regularmente como "un tercio del esfuerzo mundial necesario para detener el cambio climático", pero eso es engañoso. Las emisiones y eliminaciones evitadas no son aditivas.


Una nueva declaración sobre los bosques y el uso de la tierra anunciada en la conferencia de la ONU sobre el clima de noviembre también pone de relieve las dificultades que existen para reducir las emisiones de la deforestación a cero, como la tala ilegal y la protección de los derechos de los pueblos indígenas.


El carbono almacenado no se queda ahí para siempre

Alcanzar el punto en el que la naturaleza pueda eliminar 5 gigatoneladas de dióxido de carbono cada año llevaría tiempo. Y hay otro problema: los altos niveles de eliminación podrían durar sólo una década, más o menos.


Cuando se cultivan árboles y se restauran ecosistemas, el potencial de almacenamiento se desarrolla hasta alcanzar un pico durante décadas. Mientras esto continúa, se reduce con el tiempo a medida que los ecosistemas se saturan, lo que significa que la eliminación de dióxido de carbono a gran escala por parte de los ecosistemas naturales es una oportunidad de una sola vez para restaurar las reservas de carbono perdidas.


El carbono almacenado en la biosfera terrestre -en los bosques y otros ecosistemas- tampoco permanece allí para siempre. Los árboles y las plantas mueren, a veces como consecuencia de los incendios forestales, las sequías y el calentamiento relacionados con el clima, y los campos se labran y liberan carbono.

Los incendios de este año liberaron más CO2 que toda la Unión Europea - aquí

Si se tienen en cuenta estos factores -el retraso que se da en las eliminaciones basadas en la naturaleza (emito hoy pero lo capturo décadas después), la saturación y la naturaleza única y reversible (por incendios, por ejemplo) del aumento del almacenamiento de carbono terrestre-, otro equipo de investigadores descubrió que la restauración de los ecosistemas forestales y agrícolas sólo podría eliminar unas 3,7 gigatoneladas de dióxido de carbono al año.


A lo largo del siglo, la restauración de los ecosistemas podría reducir la temperatura media mundial en aproximadamente 0,12° C. Pero la escala de eliminación que el mundo puede esperar de la restauración de los ecosistemas no se producirá a tiempo para reducir el calentamiento que se espera en las próximas dos décadas.



La naturaleza en los compromisos cero

Desgraciadamente, no hay mucha información útil contenida en los compromisos que se realizan de ir a cero neto, sobre cómo se piensan neutralizar esas emisiones y de que dependen. Sin embargo, hay algunas indicaciones sobre la magnitud de las absorciones que los principales actores esperan tener disponibles para su uso.


ActionAid revisó la estrategia de cero emisiones de la petrolera Shell y descubrió que incluye la compensación de 120 millones de toneladas de dióxido de carbono al año a través de la plantación de bosques, lo que se calcula que requiere unos 29,5 millones de acres (12 millones de hectáreas) de tierra. Eso es aproximadamente 45.000 millas cuadradas.


Oxfam revisó los compromisos de cero emisiones de Shell y de otros tres productores de petróleo y gas -BP, TotalEnergies y ENI- y concluyó que "sus planes por sí solos podrían requerir una superficie de tierra dos veces mayor que la del Reino Unido. Si el sector del petróleo y el gas en su conjunto adoptara objetivos similares de cero emisiones netas, podría acabar requiriendo tierras de casi la mitad del tamaño de Estados Unidos, o un tercio de las tierras de cultivo del mundo".

El cero neto, la reforestación y la alimentación mundial, informe de Oxfam - aquí

Estas cifras permiten comprender cómo ven estas empresas, y quizá muchas otras, el objetivo de cero emisiones.


Las investigaciones indican que las estrategias de balance neto cero que se basan en la eliminación temporal para equilibrar las emisiones permanentes fracasarán. El almacenamiento temporal de las eliminaciones basadas en la naturaleza, la limitada disponibilidad de tierras y el tiempo que tardan en escalarse significan que, aunque son una parte fundamental para estabilizar el sistema terrestre, no pueden compensar las emisiones continuas de los combustibles fósiles.

No podemos dejar que los mercados decidan el futuro de la eliminación del carbono de la atmósfera - aquí

Esto significa que para llegar a un nivel neto cero habrá que reducir las emisiones de forma rápida y drástica. La naturaleza tendrá que equilibrar lo que queda, sobre todo las emisiones de la agricultura y la tierra, pero la naturaleza no puede equilibrar las emisiones fósiles en curso.


Para llegar a un nivel neto cero será necesario reducir las emisiones casi a cero.

Más sobre el tema:

Científicos del clima: el concepto de cero neto es una trampa peligrosa - aquí
Una planta de energía "renovable" de biomasa es el mayor emisor de CO2 del Reino Unido - aquí
Las compensaciones de carbono compensan el carbono? NO - aquí
¿Cuánto carbono absorben los bosques? - aquí
Desplazar el carbón por la madera para la generación de energía empeorará el cambio climático - aquí
Los costes ocultos de la energía solar fotovoltaica - aquí
Por qué usar metales raros para limpiar el planeta es una solución de muy alto precio - aquí
La presión sobre el agua, un aspecto olvidado de la transición energética - aquí
Un estudio de Stanford pone en duda la captura de carbono - aquí
La realidad de las promesas de las tecnologías de captura de carbono - aquí
El cero neto, la reforestación y la alimentación mundial, informe de Oxfam - aquí
La nueva tecnología de captura de CO₂ no es la solución mágica contra el cambio climático - aquí
Dicen que la quema de madera para generar energía es "neutra en carbono". ¿Es eso cierto? - aquí
La "nueva economía energética": Un ejercicio de pensamiento mágico - aquí



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram