• Homo consciens

Hemos estado fabricando el "crecimiento" con artimañas financieras insostenibles



Fuente: radixuk.org - por Tim Morgan - 18 de noviembre de 2021


Como se nos ha recordado en la COP-26, los defensores del clima creen que la única forma de evitar el desastre medioambiental es el cese inmediato del uso del petróleo, el gas y el carbón.


Sus oponentes replican que este mismo objetivo debe perseguirse con más cautela, sosteniendo que necesitamos una "transición" más gradual para dejar de depender de los combustibles fósiles si queremos preservar el crecimiento económico.


Existe una línea de argumentación alternativa, ampliamente ignorada por los activistas medioambientales y desestimada por los defensores de la cautela. Este argumento es que nada puede preservar el "crecimiento", y que tenemos que empezar a ajustarnos al hecho de que la economía ya ha empezado a contraerse.


En esencia, este debate se reduce a una sola pregunta: ¿es la economía un sistema financiero, capaz de proporcionar crecimiento a perpetuidad? ¿O es un sistema físico, limitado tanto por las características de los recursos del planeta como por los límites de la tolerancia medioambiental?


Si es esto último, la limitación de recursos que realmente importa es la energía, porque todos los demás insumos materiales son funciones de la energía utilizada para suministrarlos.


Cualquier inclinación a descartar este punto de vista debe ser atenuada por dos observaciones.


En primer lugar, el inicio del proceso que ha creado la enorme y compleja economía actual se remonta a la finalización -por parte de James Watt, en 1776- del primer motor térmico eficiente, que nos permitió aprovechar los vastos recursos energéticos contenidos en el carbón, el petróleo y el gas natural.


En segundo lugar, la mayor parte del "crecimiento" supuestamente aportado en los últimos años ha sido en gran medida cosmético. Tomando como referencia el año 2019 (para dejar de lado los efectos de las pandemias), la expansión del PIB en los veinte años anteriores ascendió a 71 billones de dólares (expresados en valores constantes).


Esto fue acompañado por un aumento de la deuda de 195 billones de dólares, lo que significa que cada dólar de "crecimiento" se compró con 2,75 dólares de nuevos préstamos netos.


Si crees que esta relación entre endeudamiento y "crecimiento" es infinitamente sostenible, hay muchos hombres agradables que querrían que jugaras al póquer con ellos.


La expansión de la deuda no es en absoluto la totalidad del dramático aumento de los pasivos en los últimos tiempos. Los pasivos financieros más amplios (que incluyen el sistema bancario en la sombra no regulado) han crecido con especial rapidez desde el endurecimiento de la regulación bancaria tras la crisis financiera mundial de 2008-09.


Mientras tanto, han surgido enormes "lagunas" en la adecuación de las provisiones para los compromisos de pensiones a futuro. Se puede argumentar que, en total, hemos estado intercambiando casi 10 dólares de promesas financieras a futuro por cada dólar de "crecimiento" actual.


Si algo de esto fuera "normal", no estaríamos en una posición en la que los tipos de interés están muy por debajo de la tasa de inflación. Lo que los tipos reales negativos suponen es una subvención al endeudamiento, combinada con una fuerte disuasión del ahorro. Los mercados de activos han dejado de poner precio al valor, convirtiéndose en indicadores de las expectativas en torno a la continuidad y el alcance de las políticas monetarias ultralaxas.


Algunos de los problemas económicos más preocupantes de la actualidad son coherentes con la interpretación de que hemos estado fabricando el "crecimiento" con artimañas financieras insostenibles. Aunque cuestiones como las subidas de los precios de la energía, el aumento de la inflación y las rupturas de las cadenas de suministro se desestiman como efectos "transitorios" de la crisis del coronavirus, haríamos bien en recordar que la QE (quantitative easing) y la ZIRP (Zero Interest Rate Policy - o política de tasa de interés cero) también se hicieron pasar por expedientes "temporales".


El argumento contrario es el siguiente.


  • En primer lugar, la economía es un sistema energético, porque nada que tenga algún valor económico puede ser suministrado sin el uso de energía.

  • En segundo lugar, el dinero no tiene ningún valor intrínseco, sino que sólo tiene valor como "reclamo" sobre la producción de una economía basada en la energía.

  • En tercer lugar -y, en nuestras circunstancias actuales, lo más importante de todo-, siempre que se accede a la energía para su uso, parte de esa energía se consume en el proceso de acceso. En mi modelo económico, este componente "consumido en el acceso" se conoce como ECoE, o coste energético de la energía.


Los ECoE del petróleo, el gas y el carbón han ido aumentando sin cesar, a medida que los recursos de bajo coste se agotan y son sustituidos por alternativas más costosas que se han dejado para un "más adelante" que ya ha llegado.


Entendido esto, podemos ver por qué el "estancamiento secular" empezó a preocupar a los economistas ya en los años 90, y por qué la política económica posterior se ha basado en formas de manipulación crediticia y monetaria que pueden calificarse de "aventurerismo".


Desde esta perspectiva, las afirmaciones de los defensores del medio ambiente son más fuertes de lo que creen. Seguir dependiendo de los combustibles fósiles podría o no (probablemente lo haría) destrozar el medio ambiente, pero sin duda destrozaría la economía.


Por lo tanto, el panorama se convierte en una transición para dejar de utilizar el motor de los combustibles fósiles que ha impulsado una notable expansión económica desde la década de 1770, pero que ahora se está desvaneciendo, tanto por razones económicas como medioambientales.


La falta de reconocimiento de esta dinámica nos ha colocado en una posición en la que la suposición ha sustituido al análisis objetivo. Suponemos que las fuentes de energía renovable (ER) pueden permitir una transición sin fisuras para abandonar los combustibles fósiles, ignorando así la enorme cantidad de recursos materiales -productos de la energía- que serán necesarios para hacerlo posible.


Suponemos además que esto puede ocurrir antes de que el aumento continuado de las ECoE de los combustibles fósiles debilite aún más la dinámica energética que determina la prosperidad.


Suponemos que la "tecnología" puede superar los retos que plantea la transición, ignorando el hecho de que el potencial de la tecnología está limitado por las leyes de la física.


Lo peor de todo es que asumimos que el crecimiento económico es una especie de progresión asegurada e independiente, que es posible gracias al dinero, y que está desvinculado de la realidad de un conjunto finito de recursos y un medio ambiente finito.


Muchas personas bienintencionadas han defendido durante mucho tiempo una política de "decrecimiento" voluntario, sosteniendo que nuestros intereses se verían favorecidos si redujéramos nuestro consumo de los recursos mundiales, que en última instancia son finitos. Estos argumentos nunca han ganado terreno en el debate público.


Pero, ¿qué preparación existe para la posibilidad muy real -algunos la calificamos de probable- de un decrecimiento involuntario, impuesto por las características finitas del mundo material, e impermeable a la falsa doctrina de que "la demanda siempre crea la oferta"?


Sobre el autor: El Dr. Tim Morgan fue director mundial de investigación en la empresa internacional de intermediación bursátil Tullett Prebon, antes de fundar Surplus Energy Economics y publicar Life After Growth. Es uno de los principales exponentes de la opinión de que la economía sólo puede interpretarse eficazmente desde una perspectiva energética, y ha desarrollado el Sistema de Datos de Economía de la Energía Excedentaria (SEEDS) para modelar la economía y las finanzas de esta manera.


 

Más sobre decrecimiento:

El engaño del crecimiento económico infinito - aquí
El decrecimiento definirá cómo viviremos en el futuro - aquí
Intenté creer que el capitalismo y el planeta pueden coexistir, pero he perdido la fe - aquí
Post-capitalismo: la vida dentro de los límites ambientales - aquí
Nuestro mundo está muriendo porque no valoramos el des-hacer cosas - aquí
Se necesitan nuevos modelos climáticos que tengan en cuenta la necesidad de un post-crecimiento - aquí
"Crisis climática: "Debemos aprender a desinnovar"- aquí
Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí
Crecimiento económico: ¿nuestra religión de hoy? - aquí
Decrecimiento: respuestas a las críticas más usuales - aquí
Es simple. Si no podemos cambiar nuestro sistema económico, estamos perdidos - aquí
Decrecimiento: "Sólo queremos pasar del goce del tener al goce del ser"- aquí
Un futuro globalizado alimentado por energía solar es irreal, y la razón es nuestra economía - aquí
El plan radical para salvar el planeta trabajando menos - aquí
La Tierra nos dice que debemos repensar nuestra sociedad del crecimiento - aquí
Postcapitalismo por diseño, no por desastre - aquí
El ecosocialismo es el horizonte, el decrecimiento es el camino - aquí
Guía del decrecimiento: El movimiento que prioriza el bienestar para evitar el cataclismo climático - aquí
El crecimiento económico y el cambio climático - aquí
Declaremos la muerte del capitalismo -antes de que nos lleve a todos con él - aquí
¿Pasaremos del crecimiento al colapso? - aquí
Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí
El manifiesto de una "vida simple" y cómo podría salvarnos - aquí
La semana laboral de cuatro días reduciría la huella de carbono - aquí
Una vida simple tiene beneficios para todos - aquí
Decrecimiento: nuevas raíces para la economía - aquí
¿A quién beneficia el crecimiento del PBI? - aquí
El colapso de la civilización es el resultado más probable - aquí
El nuevo peso del lobby del "decrecimiento" - aquí
"Estamos destruyendo el planeta para alimentar nuestros egos" - aquí
Greta contra el crecimiento - aquí
Advertencia de los científicos sobre la riqueza - - aquí
Límites planetarios: Guiando el desarrollo humano en un planeta cambiante - aquí
Cuando el crecimiento no hace a los países más felices - aquí
El Índice de Desarrollo Sostenible: lo cambia todo! - aquí
Límites del Crecimiento. Estudios muestran que estamos cerca del colapso - aquí
La vida en una economía de "decrecimiento" ¡y por qué la disfrutarías! - aquí
La alternativa del decrecimiento - aquí



Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram