• Homo consciens

Vaclav Smil: "La descarbonización rápida es una fantasía"



Fuente: Los Angeles TImes - POR RUSS MITCHELL - 5 DE SEPTIEMBRE DE 2022

  • El historiador de la energía que dice que la descarbonización rápida es una fantasía

  • "No soy optimista ni pesimista. Soy un científico", dice Vaclav Smil, que ha pasado toda su vida estudiando la historia de la energía.


Vaclav Smil rara vez accede a entrevistas. Demasiados medios de comunicación lo han retratado como una herramienta de las grandes petroleras, dice, porque insiste en señalar lo profundamente dependiente que es la humanidad de los combustibles fósiles y lo difícil que será renunciar a ellos.


Este economista y profesor emérito de la Universidad canadiense de Manitoba calienta su casa con energía solar. No es un negador del calentamiento global. Reconoce la necesidad de abandonar los plásticos, pero pide a los lectores que tomen nota de la frecuencia con que tocan el plástico cada día y se pregunten cuán rápido creen que puede ser el cambio.


Su misión: exponer los hechos. "No soy optimista ni pesimista", le gusta decir. "Soy un científico".


Smil, de 79 años, ha pasado toda su vida estudiando la historia de la energía -desde la madera al carbón, pasando por el petróleo, el gas y la energía nuclear, hasta la eólica y la solar- y ha escrito docenas de libros profundamente investigados.


Está muy bien considerado y se le cita con frecuencia en los círculos académicos, y cuenta con Bill Gates entre sus admiradores más famosos.


Smil ha cambiado recientemente de editorial y sus dos últimos libros, "Numbers Don't Lie" y "How the World Really Works", han sido escritos y editados para ser más accesibles a un público más amplio.


El Times entrevistó a Smil por correo electrónico. A continuación se incluyen algunos extractos, ligeramente editados para mejorar la longitud y la claridad.


P: Gran parte del debate sobre el clima, escribe usted, está dominado por catastrofistas que están seguros de que la humanidad se encuentra en vísperas de la destrucción, y por utópicos que creen fervientemente que la tecnología salvará a la raza humana. ¿Cómo deberíamos pensar los demás en soluciones reales a los graves problemas energéticos y medioambientales?

Vaclav Smil: Nada puede ser más contraproducente que cualquier certeza sobre asuntos complejos.

La incertidumbre y la imprevisibilidad seguirán siendo siempre los atributos más fundamentales de la existencia humana.

En la gestión de nuestros asuntos energéticos deberíamos favorecer constantemente los pasos factibles: no desperdiciar el 40% de nuestros alimentos cultivados con un alto gasto energético, no calentar o enfriar el universo en casas mal diseñadas pero de gran tamaño, no desperdiciar combustible y materiales conduciendo todoterrenos (casi dos toneladas de masa para mover, normalmente, un solo cuerpo), no diseñar ciudades que exijan largos desplazamientos, no seguir acumulando productos raramente utilizados, no viajar sin sentido.


En lugar de ello, continuamos, y ampliamos, nuestras formas de despilfarro mientras tratamos de idear soluciones milagrosas -y a corto plazo muy improbables-, desde el funcionamiento con hidrógeno hasta la fusión controlada. Buena suerte con eso.

Advertencia de los científicos contra la sociedad del despilfarro - aquí
La sociedad del desperdicio: ¡y nos decimos racionales! - aquí

P: Muchas personas y responsables políticos parecen pensar que, con suficiente dinero y fuerza de voluntad, podemos pasar rápidamente a las energías renovables. Usted cree que esto es un engaño, y que la transformación tardará décadas.

Vaclav Smil: No es una cuestión de creencia. Lo decisivo es el tamaño del sistema energético mundial, su inercia económica y de infraestructuras.


Los combustibles fósiles suministran ahora cerca del 83% de la energía comercial del mundo, frente al 86% en el año 2000. Las nuevas energías renovables (eólica y solar) proporcionan ahora (después de unas dos décadas de desarrollo) todavía menos del 6% de la energía primaria mundial, todavía menos que la hidroelectricidad.


¿Qué posibilidades hay de que, tras pasar del 86% al 83% durante las dos primeras décadas del siglo XXI, el mundo pase del 83% a cero durante las dos próximas décadas? Sobre todo porque hace unas semanas China anunció 300 millones de toneladas adicionales de nueva producción de carbón para 2022, y la India 400 millones de toneladas adicionales para finales de 2023. Seguimos corriendo hacia los combustibles fósiles, no alejándonos de ellos.


P: Usted conduce un Honda Civic con un motor pequeño y eficiente. Aunque no te opones a los vehículos eléctricos, te molesta que quienes los compran piensen que están haciendo su parte para resolver el calentamiento global, misión cumplida.

Vaclav Smil: Los vehículos eléctricos no existen. Son vehículos de batería que reflejan el origen de la electricidad en donde se fabrican. Si yo comprara un vehículo eléctrico en Manitoba, sería un coche 100% hidroeléctrico, verdaderamente de energía cero en carbono. En el norte de China es un coche con un 90% de carbón, en Francia es un coche con un 70% de energía nuclear, en Rusia sobre todo un coche de gas natural y en Dinamarca un coche con un 50% de energía eólica, etc.


Pero eso es sólo en cuanto a las energías directas. Las energías indirectas que se destinan a la producción de acero, plásticos, vidrio y baterías siguen siendo, en su mayoría, combustibles fósiles, ya que el uso de energía primaria en el mundo sigue dependiendo en un 83% del carbono fósil. La idea de que cualquier vehículo eléctrico es un coche con cero emisiones de carbono no tiene sentido.


El libro "Cómo funciona el mundo" analiza lo que llamo los Cuatro Pilares de la Civilización Moderna: amoníaco, plásticos, acero y hormigón. Parece que la mayoría de la gente sólo piensa en la generación de electricidad y el transporte en relación con los combustibles fósiles y el cambio climático.

La modernidad no puede existir sin estos 4 ingredientes. Todos ellos requieren combustibles fósiles - aquí

P: Tienes mucha razón, la mayoría de la gente piensa que la descarbonización es sólo un problema de electricidad. No se dan cuenta de la cantidad de energía que se utiliza directamente, como combustibles y electricidad, e indirectamente como materias primas para fabricar los materiales que definen la civilización moderna.

Vaclav Smil: Sin los modernos fertilizantes nitrogenados sólo podríamos alimentar a la mitad de la humanidad actual. Empiezan con amoníaco, y la síntesis del amoníaco se basa principalmente en el gas natural Nota de Climaterra: la visión que la agricultura industrial es la única salida para la alimentación de la población mundial, es una postura promocionada por el agronegocio y que ha sido rebatida por varios colectivos. Aquí y aquí algunos arguementos, ver los links al final de los artículos). Ningún material se fabrica en mayor cantidad que el cemento, el ingrediente clave del hormigón, el material de construcción omnipresente. El acero viene en segundo lugar y la fundición de hierro necesita coque hecho de carbón. La síntesis de plásticos necesita gas natural y petróleo como materia prima y combustible.


La fabricación de estos cuatro materiales requiere casi el 20% del suministro total de energía del mundo y genera alrededor del 25% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Se conocen formas alternativas de fabricar estos materiales, pero ninguna de ellas está disponible para su despliegue comercial inmediato a gran escala. La descarbonización de esta demanda masiva no puede hacerse en cuestión de años.


P: Algunos podrían estar de acuerdo con sus conclusiones y luego desesperar sobre la capacidad de la humanidad para abordar el cambio climático de manera significativa. ¿Qué les diría usted?

Vaclav Smil: Los antiguos romanos lo sabían bien: Cuando hay asuntos difíciles en juego, el cambio se produce mejor con un progreso lento pero implacable.


Las evoluciones son siempre preferibles a las revoluciones y gutta cavat lapidem, non vi sed saepe cadendo. [La gota de agua ahueca la piedra por su frecuente caída.] Debemos perseverar en hacer muchas cosas pequeñas, y con el tiempo se van sumando.


Pero hasta ahora ni siquiera lo estamos intentando seriamente: véase el ascenso de los vehículos todoterreno, la omnipresencia de los vuelos excesivos y los supermercados de alimentos que ahora tienen una media de 40.000 artículos. Todo eso requiere mucho carbono.



MAS SOBRE EL AUTOR VACLAV SMIL:

La modernidad no puede existir sin estos 4 ingredientes. Todos ellos requieren combustibles fósiles - aquí

Vaclav Smil: Vivir como en 1964 no es un sacrificio - aquí

VACLAV SMIL: Que hay de cierto en las constantes promesas hacia un futuro energético brillante - aquí

Vaclav Smil: "Menos es más": Ese debería ser el mantra de la adaptación masiva" - aquí

VACLAV SMIL: La modernidad no puede existir sin estos 4 ingredientes. Todos ellos requieren combustibles fósiles



MAS SOBRE DECRECIMIENTO

Dirk Philipsen: "El PBI mide el bienestar del capital, no de las personas ni del ambiente" - aquí

Vaclav Smil: "Menos es más": Ese debería ser el mantra de la adaptación masiva" - aquí

La permaeconomía: la vida nos ayudará si la ayudamos a ayudarnos - aquí

El statu quo es: nosotros -aquí en la rica Europa, Norteamérica y Australia- consumimos el mundo" - aquí

Zoom en la Redirección Ecológica: el método que nos invita a abandonar las tecnologías zombi - aquí

MIT: El progreso tecnológico no frenará el uso de recursos - aquí

La "economía de usar y tirar" frustra los objetivos climáticos: informe - aquí

¿Es usted terrícola o marciano? argumentos a favor de una economía permacircular - aquí

Serge Latouche: ¿Sería Occidente más feliz con menos? El mundo a escala reducida - aquí

El engaño del crecimiento económico infinito - aquí

El decrecimiento definirá cómo viviremos en el futuro - aquí

Intenté creer que el capitalismo y el planeta pueden coexistir, pero he perdido la fe - aquí

Post-capitalismo: la vida dentro de los límites ambientales - aquí

Nuestro mundo está muriendo porque no valoramos el des-hacer cosas - aquí

Se necesitan nuevos modelos climáticos que tengan en cuenta la necesidad de un post-crecimiento - aquí

"Crisis climática: "Debemos aprender a desinnovar"- aquí

Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí

Crecimiento económico: ¿nuestra religión de hoy? - aquí

Decrecimiento: respuestas a las críticas más usuales - aquí

Es simple. Si no podemos cambiar nuestro sistema económico, estamos perdidos - aquí

Decrecimiento: "Sólo queremos pasar del goce del tener al goce del ser"- aquí

Un futuro globalizado alimentado por energía solar es irreal, y la razón es nuestra economía - aquí

El plan radical para salvar el planeta trabajando menos - aquí

La Tierra nos dice que debemos repensar nuestra sociedad del crecimiento - aquí

Postcapitalismo por diseño, no por desastre - aquí


El ecosocialismo es el horizonte, el decrecimiento es el camino - aquí


Guía del decrecimiento: El movimiento que prioriza el bienestar para evitar el cataclismo climático - aquí

El crecimiento económico y el cambio climático - aquí

Declaremos la muerte del capitalismo -antes de que nos lleve a todos con él - aquí

¿Pasaremos del crecimiento al colapso? - aquí

Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí

El manifiesto de una "vida simple" y cómo podría salvarnos - aquí

La semana laboral de cuatro días reduciría la huella de carbono - aquí

Una vida simple tiene beneficios para todos - aquí

Decrecimiento: nuevas raíces para la economía - aquí

¿A quién beneficia el crecimiento del PBI? - aquí

El colapso de la civilización es el resultado más probable - aquí

El nuevo peso del lobby del "decrecimiento" - aquí

"Estamos destruyendo el planeta para alimentar nuestros egos" - aquí

Greta contra el crecimiento - aquí

Advertencia de los científicos sobre la riqueza - - aquí

Límites planetarios: Guiando el desarrollo humano en un planeta cambiante - aquí

Cuando el crecimiento no hace a los países más felices - aquí

El Índice de Desarrollo Sostenible: lo cambia todo! - aquí

Límites del Crecimiento. Estudios muestran que estamos cerca del colapso - aquí

La vida en una economía de "decrecimiento" ¡y por qué la disfrutarías! - aquí

La alternativa del decrecimiento - aquí

¿Es usted terrícola o marciano? argumentos a favor de una economía permacircular - aquí

El modelo nórdico es un desastre para el medio ambiente - aquí

Más del 60% de las emisiones a nivel mundial se deben al consumo doméstico - aquí

El "crecimiento verde" no existe: MENOS de todo es la única manera de evitar la catástrofe - aquí

Crecimiento verde: el fin del mito ¿el comienzo de las posibilidades? - aquí

Límites planetarios: Guiando el desarrollo humano en un planeta cambiante - aquí

Del Acuerdo de París al Antropoceno y los Límites Planetarios: entrevista con Will Steffen - aquí

“La sociedad moderna necesita crecer para permanecer igual” - aquí

Los hippies estaban en lo cierto respecto a la felicidad - aquí


Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram