• Homo consciens

La permaeconomía: la vida nos ayudará si la ayudamos a ayudarnos



Fuente: Ladn - Por SARAH SABSIBO - 8 de enero de 2020


¿Permacultura trasladada a la economía? Es la "permaeconomía". Teorizado por Emmanuel Delannoy, ofrece un sólido marco de referencia para los modelos de negocio del futuro: menos predecibles y más generosos. Entrevista.


En un libro publicado en 2016, Emmanuel Delannoy creó el concepto de "permaeconomía". Inspirada en la permacultura, cuyos principios transpone a la economía en general, la permaeconomía pretende producir un valor neto positivo, compatible con los límites de la biosfera. ¿Utopía o solución? Sea como fuere, se trata de un cambio que sin duda podría favorecer la aparición de soluciones felices.



La esfera económica empieza a darse cuenta de que es difícil ignorar los ecosistemas vivos. ¿Es un punto de inflexión?

Emmanuel Delannoy: Sin duda. Nadie puede negar la realidad de la degradación ecológica y el riesgo concreto que la crisis climática supone para nuestras economías. Pero aunque la negación tiende a desaparecer, el riesgo de una reacción tecnocrática permanece. Lo vemos en un tema como la polinización. Algunas personas están considerando seriamente -y recaudando fondos para ello- la creación de robots que polinicen las flores en los invernaderos. Pero la solución más sencilla e inmediata no requiere un despliegue tan grande de recursos. Lo único que tenemos que hacer es dejar de usar pesticidas y replantar los setos para crear hábitats naturales para los polinizadores.



Pero este tipo de enfoque cuestiona profundamente una determinada visión del progreso...

E. D.: Sí, y la idea de que la humanidad pueda desarrollarse en alianza con la naturaleza se sigue considerando poco realista. Sin embargo, sólo podemos observar que, ante los retos del cambio climático, las soluciones más eficaces y sostenibles no suelen basarse en soluciones técnicas complejas y costosas, sino en estructuras vegetales. Para combatir el calentamiento global en las ciudades, por ejemplo, la solución más eficaz es plantar árboles por todas partes y reverdecer los espacios. Para luchar contra la erosión del suelo, hay que cubrirlo. Para mejorar la calidad del agua, hay que restaurar los humedales. Tenemos muchas soluciones como éstas, que no son de alta tecnología, sino una especie de ingeniería ecológica que recrea estructuras vivas.


La naturaleza: un fabuloso laboratorio técnico y ético - aquí
Geomimetismo: cómo imitar a la Naturaleza puede salvarnos del cataclismo climático - aquí


¿Los seres vivos también tienen cosas que enseñarnos sobre nuestras organizaciones?

E.D.: La gran característica de la vida es que es extremadamente plástica, adaptable y reversible. Los organismos vivos pasan su tiempo reconfigurándose y reconstruyéndose. Se dedica literalmente a ampliar el campo de posibilidades. Es abundante, no se prohíbe nada, favorece la diversidad. Adaptabilidad, reversibilidad, diversidad... todos estos principios pueden inspirar nuestras estrategias empresariales. Sólo tenemos que aceptar ir en contra de los procesos normalizados y estandarizados que tanto se han valorado.



Datos, inteligencia artificial, algoritmos... las nuevas tecnologías nos prometen poder predecirlo todo. ¿No es esa la solución?

E. D.: No podemos predecirlo todo simplemente porque los seres vivos son imprevisibles por naturaleza. Pero el problema es sobre todo cultural: ya no soportamos el más mínimo riesgo, la más mínima incertidumbre. Pero al privarnos de ambos, nos privamos de oportunidades y de las felices sorpresas creadas por nuestra capacidad de adaptación. Perder el control para favorecer la aparición de sorpresas felices es exactamente lo que pretendemos hacer en la permacultura. Aprendemos a aprender constantemente del ecosistema, a escuchar activamente las señales que nos envía. Hay que aceptar esta retroalimentación constante. Imponer el propio marco de pensamiento a la realidad no funciona, estás abocado al fracaso. Encerrarse en un modelo es peligroso. Cuando entiendes que este modelo está en constante cambio, adoptas una actitud de surfista. Esto implica una relación diferente con el tiempo y con la plasticidad evolutiva.


Las empresas deben aceptar su dependencia de todo un ecosistema?

E. D.: Es un enfoque humilde. Si queremos crear un valor sostenible, tenemos que aceptar que no podemos controlar todo solos. Tenemos que entender que no prosperamos en un territorio que está muriendo.



La permaeconomía refuerza los vínculos entre la empresa, el cliente y la sociedad...

E. D.: En la permacultura, partimos del principio de que antes que nada hay que obtener una cosecha. Para no crear un modelo económico que no sea rentable. Pero esta rentabilidad no es concebible sin los principios de sostenibilidad del capital social y natural. En concreto, la permacultura se basa en tres pilares: el cuidado de la tierra, el cuidado de las personas y el reparto equitativo. Cualquier innovación debe encajar en este marco ético. No debe crear sistemas que conduzcan a la dependencia o a una excesiva distorsión del poder. En cuanto se invierten los medios y los fines y se empieza a ser esclavo de la herramienta, ya no se está en la permacultura.


Usted aconseja a las empresas que se centren en la exaptación. ¿Qué significa esto?

E. D.: Es un principio de agilidad que presupone que hemos aceptado una de las lecciones de la vida, a saber, que no sólo nada es perfecto, sino que es en las imperfecciones donde reside el potencial de adaptación y evolución. La innovación tiene como objetivo conseguir tecnologías perfectas. Con la permacultura, entendemos que la perfección es sobre todo una vulnerabilidad. Si estás perfectamente adaptado a unas condiciones determinadas, cuando las condiciones cambian, aunque sea un poco, ya no estás adaptado y te encuentras en una situación frágil. En definitiva, la exaptación es la agilidad del ser vivo para juguetear con estructuras, formas y órganos preexistentes, y orientarlos, asumirlos para nuevos usos o nuevas funciones. Hay un aspecto de MacGyver en la exaptación. Tenemos enormes limitaciones por delante, enormes retos que afrontar, no hay tiempo para reinventarlo todo. No estamos en un mundo ideal, así que aceptémoslo y analicemos lo que en nuestro mundo actual puede ayudarnos a afrontar esta transición de la forma más ágil posible.


La vida nos ayudará, si la ayudamos a ayudarnos.


La permaeconomía nos obliga a adoptar una visión sistémica inspirada en la biodiversidad. Hablamos de diseño sistémico. ¿Qué es esto?

E. D.: Significa enfrentarse a la complejidad. Es una capacidad humana natural que hay que volver a desarrollar. Necesitamos una pedagogía de la complejidad. Y, sobre todo, hay que asociarlo con algo positivo. Sin complejidad, no hay vida. La complejidad está ligada a la emergencia y a las posibilidades. Es complejo, así que abre muchas posibilidades; es complejo, así que podemos hacer muchas cosas.


Al leer su obra, uno tiene la sensación de que el destino de la humanidad depende de nuestra capacidad de asombro... ¿De verdad?

E. D.: Sí (risas). Hoy en día, nos fascina la tecnología, que no siempre tiene sentido. Llegamos a considerar los seres vivos como poco interesantes, incluso molestos. Si queremos inventar una nueva relación con los seres vivos, si queremos establecer un nuevo reparto equitativo con los seres vivos, se requiere una nueva forma de verlos. Y esta nueva forma de ver las cosas requiere un sentido de la maravilla. Con la crisis climática, estamos asistiendo a una especie de movimiento de pánico. Sin embargo, si realmente queremos formar parte de los ciclos de los seres vivos, tenemos que aceptar que tenemos que actuar en el tiempo. No se puede meter prisa a los seres vivos, hay que trabajar con ellos, con sus ritmos y, por tanto, acompañar sus movimientos. La vida nos ayudará si la ayudamos a ayudarnos.


EMMANUEL DELANNOY

Autor, conferenciante y empresario, contribuyó a la construcción de la Agencia Francesa de la Biodiversidad y el Gobierno le encargó una misión sobre los empleos en la biodiversidad. Fundó el Instituto INSPIRE y cofundó la consultora Pikaia.



MAS ARTÍCULOS SOBRE EL TEMA:


PLANTAS, ARBOLES Y CAMBIO CLIMÁTICO

  • Las plantas nos hacen ganar tiempo para frenar el cambio climático, pero no detenerlo - aquí

  • Los árboles reducen la temperatura de la superficie terrestre en las ciudades hasta 12°C - aquí

  • Muchos bosques sobrecalentados podrían pronto liberar más carbono del que absorben - aquí -

  • Los bosques no pueden soportar todos los planes de emisiones netas cero -aquí

  • ¿Cuánto carbono absorben los bosques? - aquí

  • Desplazar el carbón por la madera para la generación de energía empeorará el cambio climático - aquí

  • Los costes ocultos de la energía solar fotovoltaica - aquí

  • Por qué usar metales raros para limpiar el planeta es una solución de muy alto precio - aquí

  • La presión sobre el agua, un aspecto olvidado de la transición energética - aquí

  • Un estudio de Stanford pone en duda la captura de carbono - aquí

  • La realidad de las promesas de las tecnologías de captura de carbono - aquí

  • El cero neto, la reforestación y la alimentación mundial, informe de Oxfam - aquí

  • La nueva tecnología de captura de CO₂ no es la solución mágica contra el cambio climático - aquí

  • Dicen que la quema de madera para generar energía es "neutra en carbono". ¿Es eso cierto? - aquí

  • La "nueva economía energética": Un ejercicio de pensamiento mágico - aquí

  • Científicos del clima: el concepto de cero neto es una trampa peligrosa - aquí

  • Una planta de energía "renovable" de biomasa es el mayor emisor de CO2 del Reino Unido - aquí

  • Las compensaciones de carbono compensan el carbono? NO - aquí

DECRECIMIENTO


  • MIT: El progreso tecnológico no frenará el uso de recursos - aquí

  • La "economía de usar y tirar" frustra los objetivos climáticos: informe - aquí

  • ¿Es usted terrícola o marciano? argumentos a favor de una economía permacircular - aquí

  • Serge Latouche: ¿Sería Occidente más feliz con menos? El mundo a escala reducida - aquí

  • El engaño del crecimiento económico infinito - aquí

  • El decrecimiento definirá cómo viviremos en el futuro - aquí

  • Intenté creer que el capitalismo y el planeta pueden coexistir, pero he perdido la fe - aquí

  • Post-capitalismo: la vida dentro de los límites ambientales - aquí

  • Nuestro mundo está muriendo porque no valoramos el des-hacer cosas - aquí

  • Se necesitan nuevos modelos climáticos que tengan en cuenta la necesidad de un post-crecimiento - aquí

  • "Crisis climática: "Debemos aprender a desinnovar"- aquí

  • Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí

  • Crecimiento económico: ¿nuestra religión de hoy? - aquí

  • Decrecimiento: respuestas a las críticas más usuales - aquí

  • Es simple. Si no podemos cambiar nuestro sistema económico, estamos perdidos - aquí

  • Decrecimiento: "Sólo queremos pasar del goce del tener al goce del ser"- aquí

  • Un futuro globalizado alimentado por energía solar es irreal, y la razón es nuestra economía - aquí

  • El plan radical para salvar el planeta trabajando menos - aquí

  • La Tierra nos dice que debemos repensar nuestra sociedad del crecimiento - aquí

  • Postcapitalismo por diseño, no por desastre - aquí

  • El ecosocialismo es el horizonte, el decrecimiento es el camino - aquí

  • Guía del decrecimiento: El movimiento que prioriza el bienestar para evitar el cataclismo climático - aquí

  • El crecimiento económico y el cambio climático - aquí

  • Declaremos la muerte del capitalismo -antes de que nos lleve a todos con él - aquí

  • ¿Pasaremos del crecimiento al colapso? - aquí

  • Dormidos a bordo del avión del "crecimiento” - aquí

  • El manifiesto de una "vida simple" y cómo podría salvarnos - aquí

  • La semana laboral de cuatro días reduciría la huella de carbono - aquí

  • Una vida simple tiene beneficios para todos - aquí

  • Decrecimiento: nuevas raíces para la economía - aquí

  • ¿A quién beneficia el crecimiento del PBI? - aquí

  • El colapso de la civilización es el resultado más probable - aquí

  • El nuevo peso del lobby del "decrecimiento" - aquí

  • "Estamos destruyendo el planeta para alimentar nuestros egos" - aquí

  • Greta contra el crecimiento - aquí

  • Advertencia de los científicos sobre la riqueza - - aquí

  • Límites planetarios: Guiando el desarrollo humano en un planeta cambiante - aquí

  • Cuando el crecimiento no hace a los países más felices - aquí

  • El Índice de Desarrollo Sostenible: lo cambia todo! - aquí

  • Límites del Crecimiento. Estudios muestran que estamos cerca del colapso - aquí

  • La vida en una economía de "decrecimiento" ¡y por qué la disfrutarías! - aquí

  • La alternativa del decrecimiento - aquí

  • ¿Es usted terrícola o marciano? argumentos a favor de una economía permacircular - aquí

  • El modelo nórdico es un desastre para el medio ambiente - aquí

  • Más del 60% de las emisiones a nivel mundial se deben al consumo doméstico - aquí

  • El "crecimiento verde" no existe: MENOS de todo es la única manera de evitar la catástrofe - aquí

  • Crecimiento verde: el fin del mito ¿el comienzo de las posibilidades? - aquí

  • Límites planetarios: Guiando el desarrollo humano en un planeta cambiante - aquí

  • Del Acuerdo de París al Antropoceno y los Límites Planetarios: entrevista con Will Steffen - aquí

  • “La sociedad moderna necesita crecer para permanecer igual” - aquí

  • Los hippies estaban en lo cierto respecto a la felicidad - aquí




Encontranos en las redes sociales de Climaterra

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram